Bizcocho de nata... pero de la de verdad.

Bizcocho de nata… pero de la de verdad.

Septiembre ha llegado y con él la vuelta a Madrid – y la vuelta a mi horno y a este Bizcocho de Nata – , dentro de unas horas a un examen y en pocas semanas a por el último año de Económicas, veremos a ver qué tal se me da el Análisis. Se que va a ser un curso bastante movido, entre que A. se va a Londres, Angie que también está allí, mi madre que se queda en Santander este año y todo lo que voy a tener que estudiar… se me hace difícil proponerme objetivos ni a corto ni a largo plazo. Por ahora, quiero seguir con el pan todo lo que pueda, con Bake the World, y así aprovechar todas las harinas que mi chico ya me ha traido de la Pérfida Albión (tenemos planeada una escapada a The Loaf este finde así que si lo sumamos a estas harinas ricas, ¡imaginad!), mirad mi primera colección:

Bizcocho de nata... pero de la de verdad.

Del resto del blog no puedo decir nada, quiero seguir mejorando en las fotos, el diseño de éstas, me encantaría hacer un curso con Luisa Morón por ejemplo, a ver si consigo sacar tiempo (¡y dinero! No necesitaréis, o sabréis de alguien que necesite, una niñera de lo más amorosa o una profe de mates de lo más entregada, ¿verdad?). También quiero seguir con algunos Re-Comiendo, darle caña a los básicos que A. tanto va a necesitar desde la lejanía y hacer más salado… a ver, a ver.

Bizcocho de nata... pero de la de verdad.

Por ahora, quiero terminar el verano diciendo que tengo la suerte de que Santander está rodeado de vacas, por todas partes, y cerca de dónde mis caballos pacen tenemos una amiga que tiene más de doscientas lecheras. El otro día se me ocurrió que tenía que lanzarme con el queso casero, el experimento he de reconocer que no salió como yo quería, así que tendré que trabajar más en ello, pero conseguimos unos 250gr de nata de la leche, una nata con bien de grasita, que sabía bien a vaca. Mi madre se acordó al minuto de las magdalenas de nata que en su casa hacían cuando era pequeña, con la leche de sus vacas también, y me contó cómo mi abuelo cada vez que encontraba nata en la nevera la rociaba con abundante azúcar y se la comía a cucharadas, ¡y viva el colesterol! Así que el bizcocho de nata estaba asegurado.

Bizcocho de nata... pero de la de verdad.

Con colesterol o sin él, este bizcocho se ha convertido en el favorito de casa, junto con el clásico de aceite de oliva. Este es de nata y mantequilla, quizá unas grasas menos sanas pero dicen que una vez al año no hace daño, y el sabor de la nata le da un punto… A-LU-CI-NAN-TE. ¡Probad!

Para ver la receta del BIZCOCHO DE NATA, pincha aquí. 

 
65 comentarios
  1. Cacharreando en mi cocina
    Cacharreando en mi cocina Dice:

    Hola Miss Migas:

    Eso no vale, pero bueno nata de la verdad en un bizcocho, que pasada. Recuerdo mis primeras vacaciones en el norte, me quede alucinada cuando una señora llevaba un cántaro de metal con leche y la vendía por la calle. Debía de pensar, yo, que solo salía del supermercado.
    El bizcocho lo probaré con creme fraiché, que le vamos a hacer.
    Besicos, y sigue con el pan que aprendemos mucho.

    Responder
  2. Pastelito Valiente
    Pastelito Valiente Dice:

    Ufff, leche recién ordeñada no encuentro aquí yo ni en broma. Me aucerdo cuando era pequeña y pasábamos las vacaciones es Asturias y comíamos un psotre que se llamaba Natas (y era la nata de la leche recíén ordeñada con azúcar), un engorde total pero ¡¡¡buenísimas!!! Un gran bizcocho con una materia prima de primera. Bs

    Responder
  3. Carol
    Carol Dice:

    Hola guapa!!

    Yo también estoy por aquí de nuevo, vuelta a la rutina y a la cocina, que ya apetece un poquito de horno!!!

    El bizcocho tiene una pinta estupenda y esas harinas que te ha traído tu chico también!!!

    Un besazo!

    Responder
  4. Teresa
    Teresa Dice:

    Uff, como debe saber ese bizcocho, conseguir esa nata hoy en día es todo un lujo, aunque se vaya directamente a los michelines!!
    Se ve muy esponjoso!!
    En cuanto a las harinas, se me han ido los ojos, podrías contarnos de que tipo son y para que preparaciones sirve cada una, te lo agradecería eternamente!!
    Besitos y que ese examen lo superes con éxito y que el curso vaya sobre ruedas!!!
    Besitosss

    Responder
  5. ana
    ana Dice:

    Que casualidad, hoy mi entrada ha sido con magdalenas de nata, pero de nata normalita de la que venden, la verdad es que estaban buenísimas, pero imagino que con la nata que tu has puesto tu bizcocho ha sido de lujo puro y duro! En cualquier caso, me quedo con tu receta porque es distinta a la que tengo yo del bizcocho de nata y con la pinta que tiene, está claro que tengo que probar el tuyo. Por cierto, me encanta Santander pero hace mucho que no voy por allí, pasé de ir todos los años a no ir ninguno y eso no puede ser jaja!. Gracias y besos Ana

    Responder
  6. manu
    manu Dice:

    Puedes estar segura que lo haré, me importa un comino el colesterol, bueno, es que hablo así pues gracias a Dios, del malo, tengo la suerte de que lo tengo bajísimo. Viva los pasteles, que caramba! si igualmente nos meterán en la caja, al menos disfrutemos y no nos puteemos, que ya vendrá ya! Mientras el cuerpo y el medico aguante… disfrutemos!! Un pastel con nata y mantequilla…. Irresistible!!!!

    Responder
  7. manu
    manu Dice:

    Estoy de acuerdo con Teresa en cuanto a lo de las harinas.
    Fuera de España hay muchas y de muchos tipos, pero aquí, tenemos lo que tenemos y no podemos hacer mas.
    De donde las has sacado?

    Responder
  8. Pilar
    Pilar Dice:

    ¡Suerte en el examen y ánimo para el nuevo curso!. Estas magdalenas se ven deliciosas, yo también tengo vacas por los alrededores, me guardo la receta paraa un día que me premie y decida olvidarme del colesterol por unas horas. Un beso

    Responder
  9. thermo
    thermo Dice:

    Como tiene que estar este bizcocho!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Me lo he llevado con toda su grasa de inmediato a pendientes que ya mismo volvemos a hornear.
    Suerte y buen comienzo.
    Besazos.

    Responder
  10. Mayte
    Mayte Dice:

    La receta de mi Madre y de mi Abuela…es con natas, de esa grasa flotante de la leche pura…llena (muchos lo dicen) cosas malas, pero que delicia hace en los panes batida suavemente con el azúcar, y lo espojoso, un sabor irremplazable!

    Un beso enorme Preciosa…

    Responder
  11. Ajonjoli
    Ajonjoli Dice:

    ¡qué suerte tienes de poder conseguir nata de verdad! yo guardo en el altar de los desayunos míticos un pan con membrillo y nata de verdad que nos prepararon en los Ancares. Ilusa de mi nunca había probado la nata-nata, y aquello fue una revelación. No sé qué pensarán mis arterias, pero mis papilas gustativas lo fliparon, desde luego.
    Suerte con ese examen, y espero tu reportaje de The Loaf!!!

    Responder
  12. Daniela
    Daniela Dice:

    Muchas suerte con el examen! Y en Donostia también, que envidia me das!
    Tus fotos… cada día son mejores, vamos a mi me gusta mucho.
    El bizcocho, seguramente tiene buen sabor, pero lo que dices, tiene unas grasas que no son nada saludables. Pero si dices que es solo una vez al año… aunque si miramos nuestra alimentación, casi seguro la leche se consume a diario…
    Te deseo lo mejor Clara.
    Besitos.

    Responder
  13. Caty
    Caty Dice:

    Me acuerdo cuando yo era pequeña e íbamos a buscar la leche recién ordeñada, nada que ver con la envasada pero a falta de pan…Yo también tengo ganas de probar hacer el queso casero concretamente la mozzarella pero no encuentro receta fiable así que sigo buscando.
    Decirte que mi experiencia con el pan para el día 16 salió bien, pero quiero volver a intentarlo, ya que el pan no subió mucho pero la miga quedó perfecta y una que quiere seguir experimentando no se conforma 🙂
    Y del bizcocho de nata tomo nota, pero no creo encontrar leche ordeñada aunque me encantaría.
    Un beso guapa

    Responder
  14. VIRGINIA
    VIRGINIA Dice:

    Clara, tu cake de natas de verdad, es muy parecido al mío, solo que yo no le pongo leche. Está delicioso ¿verdad? Un lujo en estos tiempos en que todo es envasado.

    Ja, ja, ja, mi hija me dice que me gustan mas las harinas que los bolsos y viendote a ti, veo que coincidimos. Yo tambien me traje algunas este verano de gibraltar, aunque finalmente no pude pasar por el Amasadero.

    A ver si tienes suerte y te puedes venir a Donosti este finde y nos cuentas.

    Bss

    Responder
  15. Brétema
    Brétema Dice:

    Mi abuela era de las que se guardaba la nata de hervir la leche en una taza y se hacía unas tostadas de pan, nata y azúcar con las que disfrutaba un montón.
    Imagino lo rico que tiene que estar ese bizcocho…
    Un abrazo

    Responder
  16. Pet
    Pet Dice:

    Qué envidia de harinas. Yo me voy arreglando para hacer mis panes con las que encuentro en el Carrefour de San Juan de Luz, eso sí muy bien de precio. Y la nata, suena como de pueblo, pero desde las que hacía mi abuela con la nata de la leche hervida no creo que he vuelto a probar una de verdad.

    Responder
  17. Joaquina
    Joaquina Dice:

    En mi pueblo aún podria conseguir leche fresca!! pero cada dia menos, la comodidad de la leche envasada puede a ir por las vaquerias comprando leche….que rico y delicioso bizcocho, con buena nada comercial seguro que tambien estará rico.. me llevo la receta. Besoss,

    Responder
  18. Evelyn
    Evelyn Dice:

    Mi suegra se dedicó casi toda su vida a ordeñar y vender la leche. Mi chico sólo quiere la “auténtica”, quiere leche de vaca, la “otra” no le sabe, no es leche, dice. Con nata “de verdad” tiene que estar más que delicioso ese bizcocho. Besiños.

    Responder
  19. TeRe
    TeRe Dice:

    Qué maravilla de bizcocho Clara!
    No hay mas que ver el color que tiene para saber que esta delicioso.
    Mucho animo con el ultimo año de carrera, y disfrutalo, que ahora te quejas de estudiar y luego echaras de menos la vida universitaria, te lo digo por experiencia!
    Un besote y animo!

    Responder
  20. Silvia
    Silvia Dice:

    Tiene que estar más que delicioso este bizcocho. Cuando era pequeña venía el lechero a casa y recuerdo que a mi padre le encantaba la nata y se la comía tal cual, sin azúcar ni nada, a cucharada limpia, jejeje….
    Besos!!

    Responder
  21. Pamela
    Pamela Dice:

    SE TE VIENE COMPLICADO EL AÑOS Y EL MES DE SEPTIEMBRE, TE DESEO TODO EL ÉXITO DEL MUNDO QUERIDA MIGUITAS. EN CASA CUANDO YO ERA PEQUEÑA TAMBIÉN TOMÁBAMOS ASÍ LA NATA, NADA MÁS RICO QUE SOBRE LAS TOSTADAS AL DESAYUNO CON ALGUNA MERMELADA. BESITOS

    Responder
  22. Chez Lola
    Chez Lola Dice:

    Ayyy yo de mayor quiero ser como tu!! ^^ y esa escapada…. que envidia! de la buena eh?
    aprende mucho y disfruta. El bizcocho ni me lo imagino, hace mas anyos de los que tienes tu que no pruebo la nata…y si, una vez al anyo si hace danyo en algunos casos jejej. ya nos vas contando! besosss

    Responder
  23. Carmen
    Carmen Dice:

    Hola Clara, espero que el examen de ayer te saliera bien y que te puedas quitar una asignatura de encima. Recuerdo mis tiempos de facultad y se me ponen los pelos de punta. No sabes el alivio que me supuso recoger las papeletas el último año y ver que ya había acabado. Es una sensación indescriptible que, sin duda, te tocará experimentar en breve.

    El bizcoch ode nata (de la de verdad) debe de ser espectacular. Yo he hecho y publicado una versión más sencilla que la tuya (en cuanto a ingredientes se refiere) y nos gustó mucho muchísimo (a mi me hizo levitar, jajaja). Y eso con nata de tetra-brik. No quiero ni pensar cómo debe de saber el que nos traes hoy. Buf!

    Bss

    Responder
  24. wada
    wada Dice:

    Este bizcocho tiene que ser la bomba! de calórico.. y de bueno! pero bueno como tú dices, de vez en cuando no pasa nada, que para eso es un bizocho y hay que darse el gustazo! Que suerte poder disponer de nata casera, seguro que se nota la dieferencia.
    Mucho ánimo con los exámenes! y con el último curso, aprovéchalo y sobre todo disfrútalo.. no sabes lo que echo yo de menos la vida universitaria, y eso que fue ayer jeje..
    Un besazo

    Responder
  25. Mi toque en la cocina
    Mi toque en la cocina Dice:

    Muchas felicidades por tu blog, es fantástico. Yo también quiero hacer mejoras en el mío, sobre todo la estética y las fotografías, pero poco a poco. La receta me recuerda al bizcocho que me hacia mi abuela de pequeña (con nata de verdad) asi que tendré que hacerlo.
    Disfruta de tu último año en la universidad, aunque parezca que se te hace eterno y cuesta arriba, terminaras echándolo de menos. Besos

    Responder
  26. Rit
    Rit Dice:

    Uy, que de intenciones para este curso por tu parte. Espero que puedas llegar a cumplirlas todas, mucho ánimo 🙂
    Por otro lado la pinta del bizcocho increible, pero me da que lo de la nata que no venga en brick se pone complejo.
    1 kiss

    Responder
  27. fresaypimienta
    fresaypimienta Dice:

    Hola guapa! acabo de regresar de vacaciones y este bizcocho de nata me sabría a gloria después de pasar por India y Nepal! tengo tanto antojo de dulces!!!!!! mucha surte con tu éxamen y con ese último año de la carera, animo que ya te queda poquito! un beso

    Responder
  28. Maria Dolores
    Maria Dolores Dice:

    Veo que tienes muchos proyectos y muchas ganas de aprender eso es muy importante y dice mucho de ti.
    El curso con Luisa te lo recomiendo es una profe muy especial.
    Hay que ver que suerte poder tener a mano nata auténtica que gusto hacer un bizcocho así.
    Bueno suerte con el examen.
    Besos

    Responder
  29. Albahaca con tomates
    Albahaca con tomates Dice:

    Nata de verdad?Llevo siglos sin probarla!!Tienes mucha suerte, eso es un lujo!
    Septiembre complicado?Bienvenida al club, yo acabo de aterrizar y ya estoy aquí pensando en qué hacer este año,siempre hay que mejorarse y, sobre todo, no agobiarse!
    Ánimo!!
    Gracias por la indicación del curso online de fotografía, yo también estaba pensando en hacer uno y ese parece muy interesante!
    Un besito!

    Responder
  30. La mujer del fotografo es química
    La mujer del fotografo es química Dice:

    Clara, tu bizcocho tiene que estar superrico. Yo, que ya tengo una cierta edad, me acuerdo de cuando traían la leche a casa y mi madre la hervía y guardaba la nata, que después nos daba batida con azúcar a mis hermanos y a mi. Después prohibieron la venta de leche sin envasar y se acabó la gracia.

    Y respecto a lo de las grasas… eso de que las de la leche son tan malas no te lo creas. Y tu que sabes idiomas me entenderás en cuanto te leas un artículo titulado “What if It’s All Been a Big Fat Lie?”, búscalo en google y verás que, como se suele decir, “no es tan malo el león como lo pintan”

    Ya me contarás
    Besos
    Cristina

    Responder
  31. Yolanda
    Yolanda Dice:

    Jooooo, yo quiero nata fresca, pero de la de verdad, de la auténtica. Ya he oído yo a gente mayor que quienes trabajaban con las vacas se comían la nata a cucharadas con azúcar, y fiesta del colesterol. Pero te digo una cosa, que aunque hoy en día nuestra alimentación sea mucho más variada, es mucho menos sana que la de nuestros abuelos y abuelas.

    En mi próxima visita a tierras del norte, voy a tener que acercarme a una vaquería y comprar nata de la buena para hacer no solo un bizcocho como éste, sino también galletas de nata, que están … umm.

    Espero que disfrutéis de vuestra experiencia en The Loaf. Ya me contarás de aquí a unos días.

    Besos!!

    Responder
  32. La Princesa Pastelera (midulceprincesa.es)
    La Princesa Pastelera (midulceprincesa.es) Dice:

    Qué bueno este bizcocho, Clara. Me lo apunto.
    Qué suerte tener leche recién ordeñada tan cerca. Yo también recuerdo cuando iba a comprarla con mi abuela al caer la tarde que acababan de llegar las vacas del campo. Incluso veía como la ordeñaba la señora en el momento. Qué recuerdos tan bonitos.
    Ahora sólo vemos los tetra bricks.
    Enhorabuena por todo lo que has conseguido con el blog. Espero que consigas lo que te has propuesto y estaré por aquí para verlo.
    Besos.

    Responder
  33. vicky
    vicky Dice:

    No me extraña que lo tengáis como preferido en casa, seguro que en la mía tambien lo adoptarían con mucho gusto pero me falta como tu dices la nata de verdad … quien pudiera!!
    Un besito

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *