Tataki de atún con falso risotto de trufa

Un amor desmedido – Restaurante Con Amor (Madrid)

Hace unos años, no había restaurante bueno que se preciase que no tuviese en su carta el maravilloso solomillo Wellington. Pero ya sabemos que esto va por modas y lo que antes se consideraba como lo más pasó a mejor vida y, años más tarde, ya echamos de menos no encontrarlo casi por ninguna parte; creo que son esas cosas, las que luego echamos de menos, las que marcan un referente en cualquier ámbito, no como las ensaladas de queso de cabra que se nos han acabado atragantando en la garganta después de su boom.

La cuestión es que me gusta hablar de los sitios en los que tengo una buena experiencia y trasladarlos de la forma más verídica posible, visito desde los chinos más cutres hasta los restaurantes más elogiados buscando fundamentalmente una cosa: buena comida. Claro que dependiendo del precio a esto se le suman un sinfín más de atributos y la valoración final tendrá mucho que ver con la relación de éste con la calidad; todo es siempre subjetivo, my dears. Y la última visita, a Con Amor, ha sido de esas que merecen ser reseñadas.

Solomillo Wellington

Solomillo Wellington

Unas aceitunas y un pan tierno y caliente abrieron la velada dando pronto paso a todo lo que Juanjo quiso que probáramos. Primero unas cremosas croquetas de rabo de toro, con una muy buena bechamel y crujiente rebozado pero quizás un poco faltas de sabor, siempre es difícil atacar esta preparación si no es con la ayuda de gelatina; no he probado croquetas de rabo de toro mejores que las del Suculent de Barcelona, todo un vicio. Luego las clásicas berenjenas fritas con salmorejo, dejadas sudar previamente y luego pasadas por leche y harina, cortadas muy finitas. Muy ricas y muy bueno también el salmorejo, quizás un pelín suave de ajo y sal para mi gusto, pero ya saben, la susodicha también cocina corta de sal siempre pero luego le gustan las cosas saladitas.

Probamos también la témpura de langostino tigre con mayonesa kimuchi y algas wakame, en honor por supuesto a la de 99 sushi bar. Rica la salsa y bien….

Si queréis terminar de leer, PINCHA AQUÍ.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *