Aspirantes Masterchef. Miss Migas

Masterchef vuelve, enciendan los fogones…

Después de un intensísimo Atleti-Barça, la 1 de Televisión Española volvió a abrir su programación al concurso de cocina en el que participé el año pasado y comenzó el desfile de ilusiones por cambiar de vida, o por salir en la tele. Mucho se ha andado desde la primera edición y, aprovechando el tirón de la primera temporada de Masterchef, muchas productoras se han sumado al carro de la gastronomía presentando programas como Top Chef, Deja sitio para el postre, Mi madre cocina mejor que la tuya, Masterchef Junior… algunos con buena suerte y otros con bastante mala. Al final no puedo no acordarme de Operación Triunfo y programas similares, en los que sólo me acuerdo de los que participaron en las primeras ediciones. ¿Es desilusión o aburrimiento? No sé cuál de las dos pero está comprobado que los formatos que se repiten empiezan a ser cansinos para el público, aunque anoche Masterchef arrancó con unas audiencias reguleras de casi 3 millones de espectadores y un share del 16,5%; y digo mediocres comparadas con los datos de los últimos programas de la temporada anterior.

Masterchef. Miss Migas

Las dos horas y media de emisión narraron la elección de los concursantes, cosa que en su versión original no se hizo sino que se puso un resumen de este proceso y rápidamente se dio pie a la infumable prueba de los militares en la que vimos durante cinco minutos tanques, metralletas y uniformes de camuflaje; ya les avanzo que volverán a aparecer. Pudimos ver, también, clichés y tópicos, personajes inspirados en otros que ya estaban en la primera edición (tengo que hacer comparaciones sí, pero Mateo tiene un perfil parecidísimo al de Fabián y Churra al de Maribel, por ejemplo) y elementos que se incluyen solamente para generar espectáculo como es el caso de Celia, la vegana. Ojo, no dudo….

 

Si queréis terminar de leer, PINCHAD AQUÍ.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *