comiendo-pasta

Propósitos gastronómicos del 2015

 

Nunca he creído a pies juntillas que por pasar de un año a otro la película va a cambiar y vamos a pasar de Tim Burton a Ridley Scott en una décima de segundo. Dentro de mi escepticismo, los propósitos de año nuevo nunca han formado parte de las listas que asiduamente me hago para ayudar a mi olvidadiza cabeza, más que nada porque si algo se tinta en mis enumeraciones luego hago lo que sea por que se cumpla; si no, ¿para qué?

Que se vayan al cuerno el gimnasio, leer más libros, dejar de fumar (si lo hiciese), adelgazar, ahorrar dinero y todas esas pamplinas que se tatúan en nuestras cabezas a principios de enero con una tinta de hena que va poco a poco difuminándose en el olvido. Este año los que me van a importar son los propósitos gastronómicos, que son los que verdaderamente van a hacerme disfrutar y creo que los podrán compartir conmigo, así que pienso llenar el 2015 de muchos más momentos cocinando y otros aprendiendo de vinos, ese gran desconocido para mí. También pueden apuntarse a perderle el miedo a la comida vegana y vegetariana, de la que no tengo….

Para seguir leyendo, PULSA AQUÍ. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *