IMG_4877

Tortilla de calabacín y parmesano

Está claro que la comida va de placer, y quién lo niegue miente. Vamos, que los que llegáis a vuestra casa y para cenar doráis en el horno, día sí y día también, una pizza precocinada no podéis ser felices, pero los que dais de comer palitos de pescado a vuestros niños tampoco, ojo. No hay necesidad de que os de el motivo de estas afirmaciones así que os voy a contar el principal: sois unos vagos de narices. Vale, sí, trabajamos mucho y ganamos poco pero de verdad, ¡qué placer sentarse veinte minutos a comer algo absolutamente brutal y que tarde poco en hacerse! ¿o no? Y si es barato mejor que mejor.

Por eso hoy traigo esa receta de verdura que todo el mundo quería encontrar para comer sano, delicioso, rápido y muy económico, esa receta que siempre os hará parecer los reyes de la cocina aunque sólo encendáis los fuegos para hacer un sándwich a la plancha. Pero por algo se empieza.

IMG_4876

Lo cierto es que esta tortilla no tiene mucho secreto pero la gracia está en pensar en sus ingredientes: los huevos nacieron para dar felicidad, el calabacín aporta ese punto dulce y una jugosidad impresionante y el parmesano ese toque salino y untuoso que hará que la combinación sea brutal, además le añadimos un poco de cebollita en el sofrito, et voilà! Ni usáis tanto aceite como con la tortilla de patata, ni metemos un hidrato que la volvería más calórica, ni ensuciamos tanto, ni nada de nada. Son todo ventajas y puro amor.

Para ver la receta, PINCHA AQUÍ. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *