Ñoquis

Ñoquis, morcilla y habitas

Del italiano “gnocchi”, estas bolitas de patata suelen consumirse todos los jueves del mes en el país de la bota, siendo las perfectas sustitutas de todos esos platos de pasta que abundan en las casas de todos los nativos a la hora de la comida. Generalmente, si quisiéramos hacerlos caseros, una masa de patata con harina y huevo sería suficiente para darle forma aunque se conciben también a partir de otros ingredientes como quesos y diversas verduras y hortalizas. En este caso, vamos a aprovechar los ñoquis comprados en el supermercado pues sólo tendremos que hervirlos un minuto en agua con sal y los tendremos listos para su consumo.

Ñoquis5

¿El condimento para los ñoquis? Un pochadito de cebollita caramelizada que mezclaremos con una morcilla de arroz, de la de Burgos, las que nos solemos comer con dos huevos fritos y un trozo de pan en cada mano, y unas habitas salteadas. Realmente es una receta que no tiene ninguna ciencia sino aunar bien los ingredientes, cuidar darles el punto de cocción perfecto y listo; la morcilla es bien agradecida pero puede comerse el sabor del plato si se abusa de ella, por lo tanto tened en cuenta que no es lo mismo la que vosotros compréis que la mía pero, por ejemplo, la de Villada está muy rica para todos aquellos que necesitáis una marca a la que referirse. Aún así, el carnicero del mercado suele tener siempre de bastante buena calidad, preguntadle porque ya sabéis que es mejor gastarse un eurito más que no ahorrar en ligerezas que luego hacen que el plato no salga igual de bueno.  ¿Las habas? Existen tanto en conserva, realmente sensacionales como las de Perón o las de La Catedral, pero también podréis encontrarlas congeladas, yo siempre recomiendo las baby que son más tiernas y finas.

¿Soléis preparar ñoquis en casa? ¿Cómo los hacéis? 

PARA VER LA RECETA PULSA AQUÍ

1 comentario
  1. Marta
    Marta Dice:

    Hola Clara!

    En casa suelo preparar los ñoquis a mano, me encanta hacer cualquier tipo de masa. Y aunque lleva un ratín hacerlos, merece la pena. Los preparo o con una salsa de queso, o con un pesto, depende.

    Un beso!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *