Conchas Pesto e Panna

Pasta Pesto e Panna con huevas de trucha

Hay recetas que por muy absurdas y fáciles que parezcan merecen la pena ser explicadas, más que nada porque quizás nunca nos habríamos plateado tal combinación. En Italia comen pasta casi absolutamente todos los días de la semana, ya sea por la mañana o por la noche y de una infinidad de variantes diferentes: en sopa, horneada, fresca, seca…etc. Esta pasta pesto e panna con huevas de salmón son el fruto de una mezcla de ingredientes en la nevera que luego, bicheando por internet, me he dado cuenta que en realidad sí que se utilizan juntos en el país de la bota. ¿Nata con pesto? Pues sí, señores. Tal y como lo cuento. Y es que… ¿qué no está rico con nata? Podría haber hecho una carbonara a partir de huevo también pero no, opté por esta dirección para ver qué era lo que resultaba, sin estar muy segura de cómo acabaría mi ramekin de pasta: si en la basura o proporcionándome felicidad.

Pasta pesto e panna

Y la felicidad llegó tras la primera cucharada de esa mezcla láctea con la albahaca de la que se salía cada vez que una hueva de caviar de trucha explotaba en la boca, ese contrapunto ligero pero más que suficiente para que el plato nunca deje de cansar. Las huevas que utilicé fueron Pescaviar, ya me habéis visto utilizarla algunas veces antes pero la verdad es que me encantan, y además de trucha tienen de otras cosas como picantes, de soja, de arenque… ¡para cualquier plato! Las uso mucho y nunca me fallan, ya sabéis como es esto: cuando encuentras algo que te gusta, ni tocarlo. Así que bueno, para hacer un resumen rápido: conchas de pasta seca de las que tengáis en vuestro armario, nata, un buen pesto casero a partir de albahaca fresca y unas huevas de trucha. Os prometo que en 15 minutos tenéis una comida/cena deliciosa y sin ensuciar mucho. ¿Qué más se puede pedir?

“La receta de esta pasta pesto e panna es tan sencilla que sólo tardaréis 15 minutos y será diferente al resto de las salsas que habéis probado. “

 

Para ver la receta, PULSA AQUÍ. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *