Marmitako Cruzcampo (Buena)

Marmitako de bonito y Cruzcampo Gran Reserva

En casa nunca falta una buena cerveza. Nos gusta llegar a casa y tener nuestro momento de relax con un buen picoteo, ese momento en el que aprovechamos para contarnos qué tal ha ido el día y qué novedades nos han ido surgiendo o si para cenar nos apetece un marmitako como el que os traigo hoy u otra cosa. La realidad es que no sólo en estos momentos aprovechamos para abrir un botellín de #CruzcampoGranRerserva sino que muchas veces también lo hacemos cuanto nos sentamos a comer o incluso cuando estamos cocinando. Me gusta esta Gran Reserva de Cruzcampo por su sabor ligeramente más intenso y más aromático que cualquier otra cerveza, una intensidad perfectamente controlada para que nunca llegue a empalagar ni cansar. Se nota que es una cerveza muy cuidada en su elaboración, premium sin duda, y me parece que tiene una gran relación calidad precio siendo verdaderamente asequible; lo tiene todo, vaya.

“He encontrado en #CruzcampoGranReserva mi cerveza de cabecera, para cualquier momento, en cualquier lugar y el maridaje ideal para muchas recetas”

Por eso se ha convertido en nuestro botellín de cabecera y nunca falta así que el otro día cuando mi chico estaba haciendo un marmitako de bonito, como tenía una cerveza abierta a su vera, decidió añadirle un chorrete en lugar del clásico txakolí, ¡y qué sorpresa! El resultado fue realmente delicioso y el maridaje posterior mejor todavía, con la bebida bien fresquita.

Marmitako de bonito y cerveza

Este guiso de patata y bonito tan clásico del verano (es la temporada de este atún blanco) se puede modificar y hacerlo también con atún rojo o incluso con la ventresca de éste que le dará una jugosidad particular. El secreto del marmitako, como todo, es hacerlo con un buen fondo de pescado, un caldo concentrado a partir de las espinas del túnido y otros pescados además de vegetales, eliminando toda su espuma y sólo dejándolo hervir 30 minutos. Después vendrá el momento del sofrito de las verduras al que, una vez muy bien pochadas, añadiremos la patata y regaremos con nuestra #CervezaCruzcampoGranReserva para darle ese toque aromático tan especial. Pero nos estamos adelantando, vamos paso por paso, aquí os cuento la receta:

Ingredientes para el marmitako de bonito y cerveza

  • 1kg de bonito sin espinas o atún rojo
  • 1kg de patatas
  • 1 pimiento rojo o morrón
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 2 tomates medianos
  • 2 pimientos choriceros
  • 1 cayena
  • 1 pizca de pimentón dulce de la vera
  • 1/2 botellín de cerveza Cruzcampo Gran Reserva
  • Fumet de pescado
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida y sal

 Para su paso a paso…

  1. Como ya os he dicho lo que necesitarán para darle buen sabor a su estofado es un caldo potente a base de las espinas del pescado que yo ligeramente tuesto y luego dejo hervir en agua durante 30 minutos con un poco de puerro, cebolla, zanahoria y laurel, desespumo bien, cuelo y reservo para el momento de cocer la patata.
  2. El bonito (o atún), cortado en cubos de unos dos centímetros y aderezado con sal y pimienta, lo doro en un poco de aceite en el mismo recipiente donde haré el guiso. A fuego fuerte, para que solamente coja color exterior pero no se cocine por dentro.
  3. Después, allí mismo, empiezo con un sofrito básico con muy poquito ajo, bastante cebolla, un pimiento morrón y otro pimiento verde que suavemente pocho en un golpe de aceite de oliva y unos toques de sal. Será cuando está tierno todo cuando añada pulpa de pimiento choricero, una cayena, una pizca de pimentón dulce de La Vera y dos tomates grandes pelados y bien picados para dejarlo de nuevo a fuego flojo hasta que el tomate evapore todo su agua y el sofrito esté bien condensado.
  4. Entonces añado la patata pelada y cascada en trozos medianos, le doy viveza al fuego y vierto un buen chorro de cerveza Cruzcampo Gran Reserva dejando evaporar su alcohol durante un minuto, momento en el que cubro mis patatas con el caldo de bonito y dejo cocinar a fuego bajo, con el ligero hervor de ese guiso que mantiene todo su sabor. Una vez que la patata ya esté tierna devuelvo el bonito al guiso con el fuego ya apagado, lo dejo reposar durante dos minutos y corrijo de sal y pimienta. Nuestro marmitako ya estará para ser servido de inmediato con un buen botellín de Cruzcampo Gran Reserva bien frío.

 

Como veis es un maridaje perfecto y delicioso, una forma más de darle un punch de sabor especial a nuestro guiso con esta cerveza especial.

Clara y Cruzcampo Gran Reserva

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *