Bizcocho de Naranja Sanguina y... ¡Feliz Navidad!

Bizcocho de Naranja Sanguina y… ¡Feliz Navidad!

Sé que todos estamos ya empezando a estar saturados de turrones, polvorones, comidas copiosas, embutidos, mucha gente junta hablando y, en consecuencia, aspirinas, omeprazoles…etc, etc. Pero no quería no desearos una Muy Feliz Navidad. Porque como no puedo hacerlo individualmente, así por lo menos espero que mis mejores deseos os lleguen a todos.
Para intentar alejarnos un poco de las fiestas he elegido un bizcocho clásico pero con un ingrediente de súper temporada, la naranja sanguina. En vez de utilizar mantequilla, he decidido aligerarlo con aceite de oliva, que las grasas vegetales son siempre mejores que las animales.

Panettone, versión con levadura.

Panettone, versión con levadura.

De los creadores del Panettone con Masa Madre llega hoy, y de la mano de Bake The World, la versión light de este dulce italiano tan típico en Navidad,  con levadura comercial. Porque muchas veces estos polvitos mágicos nos hacen la vida mucho más sencilla, nos ahorran tiempo y no tienen porque reducir la calidad del producto que hacemos.

Bake The World



Voy a intentar no extenderme mucho ya que estoy agotada: ayer tuve examen, he estado hasta las tantas recopilando recetas en Bake The World y me he levantado muy muy prontito para darle forma a unos roscones que tengo encargados para primera hora de la mañana y redactar luego esta entrada. Pero bueno, como dice A. lo hago porque quiero, nadie me obliga… (y sí, reconozco que cuando me dice estas cosas me gustaría pegarle) Leer más

Mantecados para unas Cartas Preciosas

Mantecados para unas Cartas Preciosas

Hace unos cuantos días las chicas de La Belle Carte se pusieron en contacto conmigo para que elaborase una receta para ellas; querían encuadrarla en las tarjetas que hacen, que nos es por hacer publi pero me parece que tienen unos diseños muy bonitos.
No paro de daros ideas para regalos de navidad, estoy empezando a sentirme culpable por esta incitación al consumismo en primera mano pero que sepáis que no soy de las que proclama que para reactivar la economía hay que fomentar el consumo privado sino que pienso más bien que hay que meter en la cárcel a todos los corruptos y no salvar bancos en quiebra, si la han pifiado que se hundan, como lo hacemos nosotros si montamos un negocio que no funciona. Me callo. Que calladita estoy más guapa y la economía me altera, ¡y lo peor es que me gusta!

Trufas de naranja crujientes

Trufas de naranja crujientes

Hace un par de semanas me encargaron que me ocupase del catering dulce de una fiesta de cumpleaños. Hice una propuesta, gustó y luego me puse manos a la obra a hacer más de 200 pastelitos distintos. He de decir que fue un trabajazo, estuve pringando en la cocina mucho mucho tiempo pero me lo pasé pipa y lo que más me gustó fue lo contentos que acabaron todos con el resultado; me dijeron que no sobró ni uno.

Brownie de Aguacate para el Autoproclamado Día Mundial del Brownie

Brownie de Aguacate para el Autoproclamado Día Mundial del Brownie

Hay ocasiones que uno no puede perderse en la vida así que, a pesar de ser mi primera semana en la casa nueva y tener mil quinientas cosas que ordenar, planificar un par de encargos de mesas dulces para dos cumpleaños y atender a las tareas de la universidad, me he visto prácticamente obligada a aportar mi granido de arena al Autoproclamado día del Brownie.
Ya sabéis, donde hay chocolate, que se quite todo lo demás. Total, si nosotros no nos alegramos la vida un poco , ¿quién lo va a hacer?
Aún así, para quitarle un poco de pecado a la cosa y no pactar de antemano con el diablo, he querido hacer algún que otro experimiento con las grasas de estos bizcochitos. Para ello, he incorporado el aguacate que, con su grasa vegetal, ha hecho las veces de la enemiga de las cartucheras, nuestra querida mantequilla (sí, querida, porque no me digáis que no morís por un bocadito de pan tostado con bien de caviar amarillo).
He machacado la palta (así es como le llaman en Chile y Argentina) bien madurita como si fuese para guacamole y se la he añadido a mi masa preferida de brownie, fundente, contundente, irrechazable, coronándolo además con un glaseado de aguacate. ¿Os sorprende? ¿No os pega? Pues está buenísimo. Y aunque creáis que el chocolate va a matar todo el sabor del verde, pues no, tiene al final un regustillo que queda de lo más rico.
Sí, estáis tardando, yo que vosotros me pondría ahora mismo manos a la obra con él y así celebrar su día.
Un Halloween de mueeeertos: Pan de Muerto

Pan de Muerto, receta mexicana

En casa nunca hemos sido muy de disfrazarnos, jugar al trick or treat y llenar la casa de telarañas y fantasmas decrépitos. Lo que sí que solíamos hacer es cenar en Tony Roma’s los 31 de octubre, para ver todo el tinglado arreglado hasta los topes y los camareros ambientados perfectamente. Ahora creo que era una excusa barata para que mis padres se metiesen entre pecho y espalda unas ricas costillas Carolina Honey o una suculenta Roma Burger, empezando por los aros de cebolla y terminando por la Skillet Cookie, claro está. Sea como fuere, hacer una incursión a estos restaruantes el día de Halloween, a pesar de ser como El Corte Inglés el primer día de rebajas, merece la pena tanto por el buen ambiente como por la comida. [Post NO patrocinado, opinión mía propia pura y dura].
Chelsea Buns de Chocolate Blanco y Nectarina

Chelsea Buns de Chocolate Blanco y Nectarina

Chelsea Buns de Chocolate Blanco y Nectarina

La reina Victoria I (se nota que le iban los bollitos eh!)

Allá por 1714 subía al trono en Gran Bretaña Jorge I de la casa Hannover, sustituyendo así a la casa Estuardo que, tras la muerte de Ana I sin descendencia, y por culpa de la ley de Establecimiento, no tenía más miembros para continuar su legado. Su periodo como monarcas de la casa británica duró hasta la llegada de Victoria I que, tras casarse con la casa Sajonia-Coburgo-Gotha les pasó el testigo.

Y todo esto viene (aparte de porque lo de los reyes británicos me fascina) porque fue con esta familia con la que el establecimiento Bun House del exclusivo barrio de Chelsea, en Londres, se hizo famoso. Aún así, como ya sabéis, nadie se hace famoso sin una disputa. Y aquí la hubo, entre la Old Chelsea Bun House y la Real Old Original Chelsea Bun-House, ambas en Grosvenor Row, lo que ahora sería Pimlico Road. Leer más

Bomba: Oreo & Choco Chip Cookie Brownie

Bomba: Oreo & Choco Chip Cookie Brownie

Estos días estoy desmontando mi casa porque nos mudamos, así que las cajas se van amontonando por las esquinas y el tiempo no es todo lo generoso que debería. Perdonad si estoy un poco más alejada de lo habitual, espero ponerme las pilas en cuanto empiece octubre  ya esté en mi habitación nueva. Además, A. también está haciendo sus maletas para Londres estos días, lo tenemos todo patas arriba y cada vez siento más que me quedo solita en Madrid. Pero bueno, es sólo un año. 
 
También tengo que contaros cosas sobre mi experiencia en The Loaf con Dan Lepard, pero poco a poco, cuando asimile conceptos y pueda escribirlos todos juntos. 
 
Bizcocho de nata... pero de la de verdad.

Bizcocho de nata… pero de la de verdad.

Septiembre ha llegado y con él la vuelta a Madrid – y la vuelta a mi horno y a este Bizcocho de Nata – , dentro de unas horas a un examen y en pocas semanas a por el último año de Económicas, veremos a ver qué tal se me da el Análisis. Se que va a ser un curso bastante movido, entre que A. se va a Londres, Angie que también está allí, mi madre que se queda en Santander este año y todo lo que voy a tener que estudiar… se me hace difícil proponerme objetivos ni a corto ni a largo plazo. Por ahora, quiero seguir con el pan todo lo que pueda, con Bake the World, y así aprovechar todas las harinas que mi chico ya me ha traido de la Pérfida Albión (tenemos planeada una escapada a The Loaf este finde así que si lo sumamos a estas harinas ricas, ¡imaginad!), mirad mi primera colección:

Receta de verano: Quesada Pasiega

Receta de verano: Quesada Pasiega

Cada verano, religiosamente nada más terminar el colegio, mi madre hacía las maletas y, con el coche lleno hasta arriba, dejábamos los calores de Madrid para refugiarnos en los abundantes días lluviosos de Santander. Hoy en día eso no ha cambiado y seguimos escapándonos al norte cada vez que podemos.
De allí recuerdo con cariño el rico cocido montañés, las croquetas de pescado que tan poco me gustaban de pequeña, las rabas crujientemente fritas (si vais os recomiendo que os paséis por La Radio, las ponen con cebollita frita y están de morir), los caracolillos de aperitivo, los sobaos pasiegos para el desayuno y la merienda (mis favoritos los de El Macho) y, como no, la quesada de toda la vida (si queréis comprarla también os recomiendo la de El Macho).