Pad-Thai-cenital-Reeta1

Pad Thai, el plato Tailandés que te enamorará

El pad thai es probablemente el plato más icónico de Tailandia. En los países asiáticos siempre suele haber en sus platos del día a día uno con tallarines salteados al wok, de diferentes maneras, con distintas salsas y también con diversos tipos del propio tallarín (de trigo, de arroz, redondo, plano…). Aquí se vive en la calle, se come en la calla y la comida es uno de las cosas entorno a lo que gira todo lo demás por lo que si alguna vez visitáis este país podréis encontrar esta receta preparada tanto en los puestos más humildes de la calle como en los restaurantes más sofisticados.

“Un buen pad thai tiene la pasta suelta, sabe ligeramente ácido, picante, amargo y dulce y conecta el huevo batido con las demás proteínas y verduras resultando ligero y adictivo”

Hay varios secretos para cocinar un buen pad thai y aunque en casa no contemos con las herramientas necesarias (no tenemos wok de verdad con fuego directo) siempre podemos buscar nuestros trucos para conseguir una receta deliciosa y que además se prepara en 15-20 minutos. Lo importante es contar con fideos de arroz planos y secos que deberemos remojar en agua previamente y después hacer un buen sofrito y una salsa perfecta. Pero no, no existe una receta “estricta” para elaborar esta salsa, aquí ocurre un poco como con los guisos de la abuela, que cada abuela tiene su receta particular, y por eso yo os traigo aquí una mezcla que para mis gustos funciona muy bien y cuyos ingredientes no son demasiado difíciles de encontrar (en supermercados asiáticos, claro).

Pad-Thai-Rotado

Todo empezará por un sofrito con ajo, cebolleta china, chalota para después saltear el tofu (que yo personalmente marino en soja un rato previamente) y ya elaborar la salsa y que caramelice un poco, marcar ligeramente las gambas y realizar el revuelto con el huevo. El resultado tiene que ser flagrante y con una mezcla de sabores que nos trasladen directamente hasta la otra punta del mundo.

¿Os atrevéis?

PINCHA AQUÍ PARA VER TODA LA RECETA

Tortilla- Beko-Martin copia

Tortilla de Chips y Calabacín con Martín Berasategui

¿Sabes esos días en los que organizas una reunión-comida-festochín en casa y cuando creías que lo tenías todo bajo control, en el último minuto, se apuntan unas cuantas personas más? Creo que la obsesión de todo buen anfitrión es que a todo el mundo le guste la comida y, sobre todo, que nadie se quede con hambre ¿verdad? Por eso, para esos determinados momentos, tenemos que tener recursos suficientes para salir del paso airosos recurriendo a platos sencillos, cuyos ingredientes podamos tener siempre a mano y que todo el que lo pruebe quede fascinado como es el caso de esta tortilla.

Hace unos días me sucedió esto mismo y, gracias a Beko – esa marca de electrodomésticos tan chulos –  tuve la suerte de poder ir a casa de una eminencia en el mundo de la gastronomía, el grandísimo Martín Berasategui. Entre los dos nos pusimos en un santiamén manos a la obra y en menos de 20 minutos teníamos delante una deliciosa tortilla de patatas chips y calabacín, con la que posteriormente quedé súper bien delante de mis amigos. Martín y yo charlamos de la vida y de las cocinas, de gastronomía y del mundo, él me contó sus trucos y yo un poco de mi historia. Disfrutamos de un rato súper agradable #TambiénEnCasaDeMartin.

En este vídeo os explicamos el paso a paso de esta Tortilla de Chips, Calabacín y Parmesano, una receta perfecta para ocasiones especiales pero también para vuestro día a día, la probaréis y no querréis otra tortilla nunca más. ¡Os lo prometo!

Descubre todo lo que pasó en casa de Martín Berasategui pinchando AQUÍ Y si tenéis dudas de algún tipo o no queda algo claro (difícil, el gran Martín lo explica todo muy bien) ya sabéis dónde encontrarnos y muy felices os resolveremos vuestras preguntas.

 ¡espero que lo disfrutéis!

Coliflor aceitunas

Aceitunas, dos recetas de tapas deliciosas

Creo que no hay aperitivo más famoso y más querido que la típica tapa de aceitunas que tomamos alrededor de todo el Mediterráneo acompañadas por un refresco, un vermut o una cervecita. ¿A quién no le gustan unas buenas olivas para ir picoteando antes de entrar en faena? De cualquier variedad y color, mis #aceitunas favoritas he de reconocer que son las gordal – esas verdes grandotas llenas de sabor – o las kalamata – las pequeñitas de color morado – pero cualquier tipo me vale para compartirlas entre amigos y pasar un buen rato charlando. En casa siempre tenemos un surtido para esos momentos del domingo antes de la comida o para cuando tenemos visita o vamos a ver un partido de fútbol y aunque normalmente las tomamos sin más en muchas ocasiones también las utilizo para algunas recetas o para preparar tapas más elaboradas.

“Las aceitunas son súper versátiles además de saludable, por eso integrarlas en recetas como esta coliflor o el emparedado de queso y cecina son un acierto seguro”.

Emparedado de mousse de queso, cecina y aceitunas

Emparedado de mousse de queso, cecina y aceitunas

Las aceitunas son sin duda las reinas de las tapas y es por ello por lo que hoy os traigo dos recetas diferentes para disfrutarlas en platillos un poco más elaborados. La primera opción de la que os voy a hablar es un sencillo emparedado de mousse de queso, cecina y aceituna que elaboro con pan de semillas y centeno cortado muy finito y luego tostado y que procedo a rellenar con una suave mousse de queso, miel, lonchas de cecina, rodajas de aceitunas negras y que termino por encima con un poco de salsa brava, alioli, otras rodajas de aceituna y un poco de cilantro. Como veréis es una idea a partir de cosas que se tienen en la nevera o en la despensa y que en un periquete resuelven una tapa la mar de original y rica.

Pero yendo un paso más allá, me gusta disfrutar de cazuelitas como tapas para comer con cuchara o con un tenedor pequeñito y para eso un plato tradicional de las casas de toda la vida lo he reconvertido utilizando #AceitunasdeEspaña y he descubierto que le da un toque especial. Es la coliflor con bechamel de aceitunas gratinada con queso y que en la boca resulta cremosísima y con ese toque de la aceituna negra tan rico que lo hace totalmente diferente a como lo recordaba de pequeña, y casi adictivo. Además, es una receta perfecta para meterla en un tupper, coger el mantel a cuadros e irse de picnic a disfrutar los días de primavera con el sol en el cielo que ya estamos empezando a tener, ¿verdad?

Coliflor con bechamel de aceitunas

Coliflor con bechamel de aceitunas

¿Quieres aprender a preparar esta receta? PINCHA AQUÍ y te cuento absolutamente todo.

CA JOAN MADRID FINALES

Diez restaurantes para comer buen producto en Madrid

Tenemos la suerte de vivir en un país en el que el producto que nace – o que llega – tiene unos niveles de calidad sin parangón y ahora que vivimos en un momento en el que cada vez estamos más aburridos de los fuegos de artificio y los platos de pitiminí  se agradece que ciertas casas perduren, o incluso se reinventen, defendiendo preparaciones sencillas y fundamentalistas donde el ingrediente principal es el máximo protagonista. Hablamos de los restaurantes  que seleccionan cuidadosamente sus carnes, pescados, mariscos o verduras para ofrecer a su cliente lo mejor del mercado con piezas excelsas en sabor, textura y punto y que una vez que llegan a la mesa sean reconocibles: aquí no hay aires ni espumas ni “falsas” preparaciones, es lo que es y es que es tan bueno que no necesita más.

Pero no nos engañemos, apostar por esta calidad es una labor compleja y tediosa pues significa estar pendiente de lo que pasa cada día en el mercado para seleccionar con mimo y cariño cada pieza que se va a adquirir. Los cocineros juegan a buscar tesoros que no abundan y que por eso suben el ticket medio en la cuenta final, pequeñas joyas únicas que hacen que la experiencia en la boca sea absolutamente gloriosa.

“Una selección de restaurantes que potencian su colosal producto con preparaciones sencillas para resaltar todo su interior”

Aún así, hay una brecha profunda cuando se habla de “restaurantes de producto” ya que por regla general nos referimos a ingredientes de primera calidad tratados de una manera muy sencilla, mostrándose únicamente ellos mismos tal y como son delante del comensal.

En esta selección faltan algunos nombres importantes y soy consciente de ello pero hace mucho tiempo que no los visito y por esa razón no pueden aparecer aquí.

 

Ca Joan - Carne - producto

Buey en Ca Joan

 Ca Joan Madrid (Calle de Núñez de Balboa, 29)

“El pescado del barco al plato y la carne de la montaña a la nevera”, esa es la máxima de Joan Abril, un joven empresario que lleva años triunfando desde la apertura de su primera parrilla de carnes en Altea. La apuesta de Joan es muy clara: siempre lo mejor de lo mejor. Y así hasta su restaurante del Barrio de Salamanca llegan los moluscos y mariscos más exclusivos del Mediterráneo como las espardeñas o los pulpitos de Cambrils pero también platos de verdura de temporada y, como no, carnes con largas maduraciones, su producto estrella.

Trabajan con razas de engorde como la rubia gallega, la asturiana del valle, la sayaguesa o la mirandesa y también tiene bueyes que madura largas temporadas hasta incluso alcanzar los 300 días a temperaturas perfectamente controladas para que luego el sabor se refleje de manera óptima en la carne y en la grasa.

Cogote de Merluza - Pelotari

La Barra del Pelotari ( Calle de Palas de Rey, 38)

En la zona norte de Madrid, en Las Tablas, encontramos un oasis en el que el concepto de cocina vasco-navarra evoluciona en un espacio de diseño en el que comer tanto más formalmente como en su barra o de menú del día son una buenísima opción. Desde el chuletón de vaca rubia gallega hasta los pimientos de Guernika, pasando por los más frescos pescados de mercado hechos en la parrilla de carbón que se observa desde el propio comedor, en La Barra del Pelotari el producto se cuida hasta en las chistorras que ponen de aperitivo. Además, aquí podréis disfrutar de preparaciones clásicas como unos perfectos pimientos rellenos de brandada de bacalao o su delicioso pastel de puerros.

Gallego - Lubina

Restaurante Gallego ( Calle de San Modesto, 44)

En una zona complicada y donde parece que no va a haber posibilidad de comer bien aparece este Restaurante Gallego dispuesto a eliminar de nuestra cabeza ese pensamiento. Porque sí, aquí se come bien, te tratan con mucho cariño y manejan un producto seleccionado desde todos los puntos de la geografía española para servirlo sin enmascararlo. No puede faltar su Pulpo a feira, perfecto de  textura y de sabor, aunque también otros mariscos del día como los berberechos al vapor. Los pescados presumen de tersura y sabor, probé tanto la lubina como el cogote de merluza y llegaron en su punto ideal de cocción. Para terminar, un buen steak tartare acompañado de patatas soufflé – denotan calidad – y una selección de postres entre la que las filloas destacan. Desde luego, una dirección a tener en cuenta si se está por los aledaños del hospital Ramón y Cajal.

step0000

Filandón (Carretera de el Pardo a Fuencarral, Km. 1.9)

También en la zona norte de Madrid, a un pasito de El Pardo, este restaurante firmado por los propietarios de Pescaderías Coruñesas (garantía de calidad) se ha convertido en un referente de, buen producto siendo además ideal para ir un fin de semana en familia y que todo el mundo quede encantado. Su carta es sencilla, bien variada y como no podía ser de otra manera en ella los pescados y los mariscos a la parrilla cobran un relevante protagonismo.

El local es enorme y está repartido en diferentes salones, terrazas  y comedores privados pero esto no pesa en el servicio que resulta ágil y encantador. Para comer se puede empezar por ensaladas y verduras, habiendo la posibilidad de pedir medias raciones, y de segundo además de algún arroz o alguna preparación más moderna la opción a seguir son sus grandes pescados o algún corte de carne, no se pierdan su rodaballo y, si tienen, su lenguado.

producto kokotxas askua

Askua Barra (Calle de Arlaban, 7)

Los hermanos Gadea abrieron hace un par de años esta pequeña sucursal de su casa madre en Valencia pero con un formato más informal y que cubre los “grandes éxitos” de la familia. Todo gira entorno a la materia prima de alta calidad servida en un entorno de interiorismo austero y ligeramente nórdico. Con algunos platos al centro para compartir, no hay que perderse su steak tartare o también su versión de la ensaladilla rusa o sus croquetas de rabo de toro al curry, deliciosas. Después la trilogía de kokotxas (a la plancha, en pilpil o rebozadas) tiene que figurar seguro en las comandas, también la molleja con caviar y para terminar su Chuleta de  Lomo Alto “Luismi”, deliciosa.

Enso Sushi Sashimi Atún

Enso Sushi (Paseo de la Castellana, 15)

Antonio Bernal, el promotor de Enso Sushi, es un auténtico apasionado y conocedor del atún rojo que lleva ya desde hace 20 años trabajando con este exclusivo producto en el que la calidad es vital para un disfrute como se merece. Y aquí sucede. No sólo con el atún sino con todos los pescados que preparan para sushi y sashimi, pero son especialistas en este túnido y en sus diferentes cortes. Por eso de vez en cuando hacen menús especializados entorno a él como el que pude probar hace unos días y en el que sobresale la degustación en lonchas de las diferentes partes del animal: akami (la parte más magra del interior), chutoro (el lomo dorsal más cercano a la piel) y el toro (la zona de la ventresca). Después, en este menú de 8 pasos a 39€ también se cata un buen tartar de atún con aguacate, una brocheta del pez marinado en  jengibre y miso, makis diferentes y un tataki marcado en el Kamado. Pronto habrá una oferta en barra ideal para comer a mediodía también.

1948258_10152167743047639_3178415828224507643_n

Nájera (Calle de Claudio Coello, 116)

Siempre que me preguntan por un sitio para comer cosas frescas, directas y sabrosas señalo a Nájera en mi lista de favoritos. Cada día, Ramón (su propietario) va al mercado a seleccionar lo mejor que cada proveedor le ofrezca así que no esperen encontrarse siempre lo mismo pues la volatilidad del producto de temporada aquí influye y mucho. Lo que nunca puede faltar es su ensaladilla y tampoco sus callos, de los mejores que he probado nunca. Tienen dos sucursales, el bar más de barrio de la calle Guzmán el Bueno y el restaurante más elegante del Barrio de Salamanca, en ambos no dejen de preguntar por lo mejor del día que se lo prepararán sin excesivos artificios: saldrán felices.

¿Quieres conocerlos todos? PINCHA AQUÍ. 

besugo-2

Besugo en Papillote con KCook Multi

Receta + vídeo + restaurantes visitados esta semana, ¿qué más se puede pedir? Pues que la receta sea sana, fácil, rápida  y que nosotros no tengamos que hacer prácticamente nada para llevarla a cabo porque para eso está nuestro robot de cocina que se encarga de todo. Así cualquiera, ¿verdad? Lo cierto es que la técnica que vamos a utilizar hoy para este besugo en papillote me encanta porque significa cocinar nuestros ingredientes en su propio jugo, en un paquete de su propio vapor, sin agentes externos que contaminen su sabor y su pureza por lo que se guisa de una manera súper saludable y además conservando todo el potencial de nuestra materia prima. Aquí abajo os dejo el vídeo del paso a paso de cómo hacerlo con el robot KCook Multi de Kenwood pero tenéis que saber que os valdrá también cualquier recipiente de vapor o, incluso, con hacer el paquete de aluminio y meterlo en el horno tal cual el resultado quedará igualmente estupendo.

“Las recetas como este besugo en papillote son sanas, rápidas de hacer, poco engorrosas y además conservan todo sus sabor y sus nutrientes”.

Y aunque ya lo hayáis visto todo, aquí os dejo escrito el paso a paso con los ingredientes, ya sabéis que lo importante es una materia prima de calidad, un besugo bien fresco y mimo y cariño. Por cierto, sobra decir que esta misma receta y técnica la podéis emplear para cualquier tipo de pez: caballa, merluza, lubina..etc. y que no hace falta que estén enteros, también podréis meter un lomo ya limpio y sólo disminuir el tiempo de cocción para que no se quede seco.

Esta es la primera de tres recetas que hice con este robot así que en las próximas semanas os las iré dejando para que veáis lo versátil que es. Lo bueno es que puedes estar haciendo cualquier otra cosa mientras él cocina y tener la comida lista justo en el momento que queremos sin tener que ensuciarnos mucho las manos.

PARA LEER LA RECETA PINCHA AQUÍ. 

albondigas-2

Albóndigas de Merluza al Curry Negro

Con las Navidades ya a contrarreloj, es el momento de tomar ciertas decisiones vitales sobre lo que comeremos los días de fiestas. Lo cierto es que ir al mercado para pegarse con la vecina del quinto por las últimas cigalas a un precio desorbitado me parece una idea aberrante – quizás es por eso por lo que cada vez me cuesta más celebrar las Navidades – así que hoy os propongo una alternativa atractiva, deliciosa, original y muy folclórico-festiva para sorprender a vuestros invitados y es que estas Albóndigas de Merluza en Curry Negro son una pasada.

“Diferentes, festivas y deliciosas, así son estas Albóndigas de Merluza con Curry Negro de Gigi Madrid, ideales para sorprender y ser sorprendidos”.

Por regla general ya sé que todos conocemos las típicas albóndigas de ternera o cerdo y que las que se hacen con pescado no son tan comunes pero… ¿por qué no? A veces pienso que convertiría todo en albóndigas y me lo comería a dos mofletes, y si es dentro de un bocadillo o con un buen trozo de pan cerca mejor que mejor, ¡hay siempre que mojar la salsa! En este caso, elaboradas a partir de merluza, la receta es de Fernando Alcalá, el nuevo cocinero asesor de Gigi Madrid, un coqueto restaurante de la Calle Luchana 13 con el que yo también colaboro y donde hemos elaborado una carta viajera, original y diferente para sorprender a los comensales más exigentes ya cansado de los platos comunes y trillados que se encuentran en todos los locales de moda. Hoy os traigo la receta de las albóndigas de merluza porque desde que se implantaron en la carta de Gigi han enamorado a muchos y se han convertido junto a su Crudo de Lubina en uno de los platos más icónicos del local.

albondigas curry

¿Cuál es el secreto? Como todas las recetas de albóndigas, que el relleno esté jugoso y nada seco, tierno, que se  muerda fácil y tenga sabor a pescado; por fuera irá una salsa de curry verde que se terminará con un poco de tinta de calamar para convertirse en ese curry negro llamativo a los ojos de cualquiera, diferente, ligeramente picante, muy aromático y casi adictivo. Siempre os cuento las ventajas de cada receta y esta tiene una muy clara: se puede dejar preparado con antelación para sólo tener que dar un recalentón final a la hora de servirlo por lo que será perfecto si tenéis invitados en casa y queréis quedar la mar de bien sin tener que ensuciar la cocina en el momento importante. Mejor, ¿verdad?

En cuanto al curry, a mi me gusta hacerlo casero majando las hierbas y especias en un mortero hasta conseguir el punto aromático que me guste pero también vale si utilizáis alguna pasta de curry de las que ya vienen hechas y que se pueden encontrar en cualquier supermercado oriental o incluso en la zona internacional de los supermercados de barrio más tradicionales. En Gigi después terminan el plato con unos fideos de arroz fritos por encima y un poco de albahaca para refrescar pero esto es optativo y al gusto de cada uno. ¡Ah! y hablando de Gigi, que no os he dicho mucho pero sí que os resumo que tiene una carta cambiante según el mercado y la temporada, a mediodía tiene un menú imbatible y de postre una tarta de queso robada a Cañadio (me parece casi idéntica y es un pecado carnal) que es un espectáculo.

albondigas curry negro

 

Atractivo, ¿cierto? SI QUIERES VER LA RECETA PINCHA AQUÍ. 

tacos-tikka-masala-2-queen-burger-gourmet-copia

Tacos de Pollo Tikka Masala de Queen Burger Gourmet

Lo bueno de la globalización es que las recetas de todas partes del mundo nos llegan, nos invaden y podemos probar cosas nuevas constantemente. Por el otro lado, también nos pasa que al llegarnos estos platos nuevos – y añadiendo en la coctelera  nuestras ganas de innovar – juntamos churras con merinas y terminamos comiendo cosas inesperadas. ¿Y qué tiene da malo? ¡Pues nada! Porque el secreto está claramente en hacerlo bien y con sentido como es el ejemplo de la receta de los Tacos de Pollo Tikka Masala que traigo hoy, o “cómo México se encontró con la India”. Todo hay que decirlo y más después de mi reciente visita a México: cualquier guiso rico se debería meter dentro de un taco.

“Cualquier guiso rico se debería meter dentro de un taco. Estos Tacos de Pollo Tikka Masala que probé en Queen Burger Gourmet son prueba de ello”.

La inspiración para esta receta he de admitir que no es mía sino de los chicos de Queen Burger Gourmet que en la extensa carta de su restaurante del norte de Madrid (pegado al Hospital Ramón y Cajal) mezclan algunos platos de todo el mundo con su oferta de buenísimas hamburguesas de carne de primera calidad.

El secreto de estos tacos, además de un guiso de pollo de corral bien jugoso y cremoso y los aderezos perfectos para acompañarlo (mango, aguacate y un picadillo fresco de hierbas) es que la tortilla está frita por lo que queda tremendamete crujiente y agradable a la hora de morderlo. Es una receta que es sencilla de preparar y que además le gustará a todo el mundo en casa, sólo tendremos que modular la potencia de la salsa interior en función de los gustos de cada uno. Además, la idea de los tacos es simplemente una opción, podéis utilizar el tikka masala para comerlo solo, acompañado con arroz, meterlo en un sándwich… ¡lo que se os ocurra!

Pero antes de daros la receta, le he preguntado a los cocineros de Queen Burger y hemos conseguido dar un poco más de luz a lo que es un “tikka masala”, una preparación del sudeste asiático que depende mucho de la zona en la que se cocine  o de la familia que lo haga, igual que pasa con recetas nuestras como el cocido, que en cada lugar lo hacen distinto, ¿no? Lo que sí que está claro es que siempre lleva tomate y leche de coco o nata, especias al gusto de cada uno (entre las que no puede faltar el garam masala), ajo y el ingrediente principal que cada uno quiera (cordero, pollo, gambas…etc).

Para leer la receta, PULSA AQUÍ.

Conchas Pesto e Panna

Pasta Pesto e Panna con huevas de trucha

Hay recetas que por muy absurdas y fáciles que parezcan merecen la pena ser explicadas, más que nada porque quizás nunca nos habríamos plateado tal combinación. En Italia comen pasta casi absolutamente todos los días de la semana, ya sea por la mañana o por la noche y de una infinidad de variantes diferentes: en sopa, horneada, fresca, seca…etc. Esta pasta pesto e panna con huevas de salmón son el fruto de una mezcla de ingredientes en la nevera que luego, bicheando por internet, me he dado cuenta que en realidad sí que se utilizan juntos en el país de la bota. ¿Nata con pesto? Pues sí, señores. Tal y como lo cuento. Y es que… ¿qué no está rico con nata? Podría haber hecho una carbonara a partir de huevo también pero no, opté por esta dirección para ver qué era lo que resultaba, sin estar muy segura de cómo acabaría mi ramekin de pasta: si en la basura o proporcionándome felicidad.

Pasta pesto e panna

Y la felicidad llegó tras la primera cucharada de esa mezcla láctea con la albahaca de la que se salía cada vez que una hueva de caviar de trucha explotaba en la boca, ese contrapunto ligero pero más que suficiente para que el plato nunca deje de cansar. Las huevas que utilicé fueron Pescaviar, ya me habéis visto utilizarla algunas veces antes pero la verdad es que me encantan, y además de trucha tienen de otras cosas como picantes, de soja, de arenque… ¡para cualquier plato! Las uso mucho y nunca me fallan, ya sabéis como es esto: cuando encuentras algo que te gusta, ni tocarlo. Así que bueno, para hacer un resumen rápido: conchas de pasta seca de las que tengáis en vuestro armario, nata, un buen pesto casero a partir de albahaca fresca y unas huevas de trucha. Os prometo que en 15 minutos tenéis una comida/cena deliciosa y sin ensuciar mucho. ¿Qué más se puede pedir?

“La receta de esta pasta pesto e panna es tan sencilla que sólo tardaréis 15 minutos y será diferente al resto de las salsas que habéis probado. “

 

Para ver la receta, PULSA AQUÍ. 

habas-con-huevo

Habas con jamón y huevo que son #MiMejorExcusa

Me gusta cuando llega el invierno y nos encerramos al calor de la lumbre. Es el momento en el que nuestras tripas piden consistencia y calor y los guisos afloran por todas partes. Adoro el otoño por todo lo bueno que nos trae, porque llegan las setas, porque entra la caza, porque el cocido triunfa sobre todo lo demás y porque el puchero se convierte en el rey indiscutible de cualquier casa. Sí, mientras que hay algunos que viven a una nariz pegados, yo viviría feliz pegada a una cuchara; creo firmemente que es uno de los mejores inventos que se le ha ocurrido jamás al ser humano. Una cuchara en la mano derecha, un trozo de buen pan (con mucha miga, por favor) en la mano izquierda y delante cualquier cosa con un poco de caldo-salsa-jugo-sopa potente y reconfortante hacen que mi sonrisa permanezca perenne durante un buen rato, como pasó cuando comimos en casa este Salteado de Habas con Jamón y Huevo. Sí, soy una chica fácil.

“Llega el invierno y con él las ganas de calor  y cariño, y esa es #MiMejorExcusa para que Deliveroo me traiga a casa guisos como estas habas con jamón y huevo”.

Yo sé que ahora lo veis y babeáis, pero lo cierto es que en casa se preparan estas cosas muy poquitas veces porque estoy trabajando tanto que cuando llego sólo quiero levantar las piernas y tumbarme en el sofá con una buena peli. Por eso reconozco que últimamente #MiMejorExcusa para pedir Deliveroo es que me traen platos como este a casa sin yo tener que mover un dedo, y es taaaaaaaan cómodo. ¿Lo habéis probado alguna vez? Si os apetece tengo un código que podéis utilizar y tendréis 8€ de descuento en vuestro primer pedido: #EXCUSASCLARAS. ¿Cuál va a ser tu excusa?

 

¿Quieres ver la receta completa? PINCHA AQUÍ.

10-pulpo-patata-revolcona-y-ajo-negro-casa-elena

Casa Elena, la búsqueda de la renovación.

La ventaja de vivir en Madrid es que además de todo lo que han dentro de las fronteras de la capital, a muy pocos kilómetros en coche hay un millar de lugares que bien merecen la pena ser conocidos. Puede que no para todos los días o tampoco para todas las personas pero cuando a uno le apetece evadirse del caos capitalino y respirar algo diferente en poco más de 35 minutos puede escabullirse perfectamente. En esta ocasión he decidido optar por la A-42 y recorrer unos 40km hasta Cabañas de la Sagra donde se encuentra Casa Elena. 

Casa Elena - Entrada

Esta tiene como alma un comedor alojado dentro de un acogedoramente reformado caserón de pueblo en el que su gerente, César Martín, lucha por continuar lo que su familia comenzó incorporando una constante evolución y puesta al día. Lo cierto es que admiro con pasión estos lugares que – si me lo permiten – perdidos en medio de la nada, luchan con tanta pasión para hacerse un hueco en un panorama gastronómico nacional  cuya competitividad es máxima.

“En Casa Elena, además de su famoso cocido, siguen la filosofía del slow food llevada a platos actuales con combinaciones que buscan arriesgar.”

Aquí siempre han sido famosos por el cocido que implantó la madre de César y que en la actualidad se mantiene todos los días dentro del “menú del día” pero en los últimos años están buscando adaptarse a las nuevas tendencias con platos sugerentes, combinaciones arriesgadas y un menú degustación que, a 40€, es muy atractivo.

Croqueta y Buñuelo - Casa Elena

Todo comienza con cuatro aperitivos que apelan a la memoria histórica del entorno  como la emulsión de gachas con anguila ahumada y manzana verde, el caldo de cocido con hierbabuena, la deliciosa croqueta de anchoa y queso y el bollito de judía blanca y lentejas para luego dar paso a un muy buen plato de verduras de la huerta, en su punto y con sabor, y un sugerente plato de pulpo con patata revolcona y ajo negro.

Ellos llaman entrantes a los que podrían haber sido perfectamente principales y que no pasaría nada si se redujesen a un sólo plato debido a su contundencia. Sea como sea, cada vez me gusta más encontrar platos “de cuchara” como estos dentro de cualquier menú degustación.

Para LEER TODO, haz click aquí.