Tortilla- Beko-Martin copia

Tortilla de Chips y Calabacín con Martín Berasategui

¿Sabes esos días en los que organizas una reunión-comida-festochín en casa y cuando creías que lo tenías todo bajo control, en el último minuto, se apuntan unas cuantas personas más? Creo que la obsesión de todo buen anfitrión es que a todo el mundo le guste la comida y, sobre todo, que nadie se quede con hambre ¿verdad? Por eso, para esos determinados momentos, tenemos que tener recursos suficientes para salir del paso airosos recurriendo a platos sencillos, cuyos ingredientes podamos tener siempre a mano y que todo el que lo pruebe quede fascinado como es el caso de esta tortilla.

Hace unos días me sucedió esto mismo y, gracias a Beko – esa marca de electrodomésticos tan chulos –  tuve la suerte de poder ir a casa de una eminencia en el mundo de la gastronomía, el grandísimo Martín Berasategui. Entre los dos nos pusimos en un santiamén manos a la obra y en menos de 20 minutos teníamos delante una deliciosa tortilla de patatas chips y calabacín, con la que posteriormente quedé súper bien delante de mis amigos. Martín y yo charlamos de la vida y de las cocinas, de gastronomía y del mundo, él me contó sus trucos y yo un poco de mi historia. Disfrutamos de un rato súper agradable #TambiénEnCasaDeMartin.

En este vídeo os explicamos el paso a paso de esta Tortilla de Chips, Calabacín y Parmesano, una receta perfecta para ocasiones especiales pero también para vuestro día a día, la probaréis y no querréis otra tortilla nunca más. ¡Os lo prometo!

Descubre todo lo que pasó en casa de Martín Berasategui pinchando AQUÍ Y si tenéis dudas de algún tipo o no queda algo claro (difícil, el gran Martín lo explica todo muy bien) ya sabéis dónde encontrarnos y muy felices os resolveremos vuestras preguntas.

 ¡espero que lo disfrutéis!

Coliflor aceitunas

Aceitunas, dos recetas de tapas deliciosas

Creo que no hay aperitivo más famoso y más querido que la típica tapa de aceitunas que tomamos alrededor de todo el Mediterráneo acompañadas por un refresco, un vermut o una cervecita. ¿A quién no le gustan unas buenas olivas para ir picoteando antes de entrar en faena? De cualquier variedad y color, mis #aceitunas favoritas he de reconocer que son las gordal – esas verdes grandotas llenas de sabor – o las kalamata – las pequeñitas de color morado – pero cualquier tipo me vale para compartirlas entre amigos y pasar un buen rato charlando. En casa siempre tenemos un surtido para esos momentos del domingo antes de la comida o para cuando tenemos visita o vamos a ver un partido de fútbol y aunque normalmente las tomamos sin más en muchas ocasiones también las utilizo para algunas recetas o para preparar tapas más elaboradas.

“Las aceitunas son súper versátiles además de saludable, por eso integrarlas en recetas como esta coliflor o el emparedado de queso y cecina son un acierto seguro”.

Emparedado de mousse de queso, cecina y aceitunas

Emparedado de mousse de queso, cecina y aceitunas

Las aceitunas son sin duda las reinas de las tapas y es por ello por lo que hoy os traigo dos recetas diferentes para disfrutarlas en platillos un poco más elaborados. La primera opción de la que os voy a hablar es un sencillo emparedado de mousse de queso, cecina y aceituna que elaboro con pan de semillas y centeno cortado muy finito y luego tostado y que procedo a rellenar con una suave mousse de queso, miel, lonchas de cecina, rodajas de aceitunas negras y que termino por encima con un poco de salsa brava, alioli, otras rodajas de aceituna y un poco de cilantro. Como veréis es una idea a partir de cosas que se tienen en la nevera o en la despensa y que en un periquete resuelven una tapa la mar de original y rica.

Pero yendo un paso más allá, me gusta disfrutar de cazuelitas como tapas para comer con cuchara o con un tenedor pequeñito y para eso un plato tradicional de las casas de toda la vida lo he reconvertido utilizando #AceitunasdeEspaña y he descubierto que le da un toque especial. Es la coliflor con bechamel de aceitunas gratinada con queso y que en la boca resulta cremosísima y con ese toque de la aceituna negra tan rico que lo hace totalmente diferente a como lo recordaba de pequeña, y casi adictivo. Además, es una receta perfecta para meterla en un tupper, coger el mantel a cuadros e irse de picnic a disfrutar los días de primavera con el sol en el cielo que ya estamos empezando a tener, ¿verdad?

Coliflor con bechamel de aceitunas

Coliflor con bechamel de aceitunas

¿Quieres aprender a preparar esta receta? PINCHA AQUÍ y te cuento absolutamente todo.

besugo-2

Besugo en Papillote con KCook Multi

Receta + vídeo + restaurantes visitados esta semana, ¿qué más se puede pedir? Pues que la receta sea sana, fácil, rápida  y que nosotros no tengamos que hacer prácticamente nada para llevarla a cabo porque para eso está nuestro robot de cocina que se encarga de todo. Así cualquiera, ¿verdad? Lo cierto es que la técnica que vamos a utilizar hoy para este besugo en papillote me encanta porque significa cocinar nuestros ingredientes en su propio jugo, en un paquete de su propio vapor, sin agentes externos que contaminen su sabor y su pureza por lo que se guisa de una manera súper saludable y además conservando todo el potencial de nuestra materia prima. Aquí abajo os dejo el vídeo del paso a paso de cómo hacerlo con el robot KCook Multi de Kenwood pero tenéis que saber que os valdrá también cualquier recipiente de vapor o, incluso, con hacer el paquete de aluminio y meterlo en el horno tal cual el resultado quedará igualmente estupendo.

“Las recetas como este besugo en papillote son sanas, rápidas de hacer, poco engorrosas y además conservan todo sus sabor y sus nutrientes”.

Y aunque ya lo hayáis visto todo, aquí os dejo escrito el paso a paso con los ingredientes, ya sabéis que lo importante es una materia prima de calidad, un besugo bien fresco y mimo y cariño. Por cierto, sobra decir que esta misma receta y técnica la podéis emplear para cualquier tipo de pez: caballa, merluza, lubina..etc. y que no hace falta que estén enteros, también podréis meter un lomo ya limpio y sólo disminuir el tiempo de cocción para que no se quede seco.

Esta es la primera de tres recetas que hice con este robot así que en las próximas semanas os las iré dejando para que veáis lo versátil que es. Lo bueno es que puedes estar haciendo cualquier otra cosa mientras él cocina y tener la comida lista justo en el momento que queremos sin tener que ensuciarnos mucho las manos.

PARA LEER LA RECETA PINCHA AQUÍ. 

albondigas-2

Albóndigas de Merluza al Curry Negro

Con las Navidades ya a contrarreloj, es el momento de tomar ciertas decisiones vitales sobre lo que comeremos los días de fiestas. Lo cierto es que ir al mercado para pegarse con la vecina del quinto por las últimas cigalas a un precio desorbitado me parece una idea aberrante – quizás es por eso por lo que cada vez me cuesta más celebrar las Navidades – así que hoy os propongo una alternativa atractiva, deliciosa, original y muy folclórico-festiva para sorprender a vuestros invitados y es que estas Albóndigas de Merluza en Curry Negro son una pasada.

“Diferentes, festivas y deliciosas, así son estas Albóndigas de Merluza con Curry Negro de Gigi Madrid, ideales para sorprender y ser sorprendidos”.

Por regla general ya sé que todos conocemos las típicas albóndigas de ternera o cerdo y que las que se hacen con pescado no son tan comunes pero… ¿por qué no? A veces pienso que convertiría todo en albóndigas y me lo comería a dos mofletes, y si es dentro de un bocadillo o con un buen trozo de pan cerca mejor que mejor, ¡hay siempre que mojar la salsa! En este caso, elaboradas a partir de merluza, la receta es de Fernando Alcalá, el nuevo cocinero asesor de Gigi Madrid, un coqueto restaurante de la Calle Luchana 13 con el que yo también colaboro y donde hemos elaborado una carta viajera, original y diferente para sorprender a los comensales más exigentes ya cansado de los platos comunes y trillados que se encuentran en todos los locales de moda. Hoy os traigo la receta de las albóndigas de merluza porque desde que se implantaron en la carta de Gigi han enamorado a muchos y se han convertido junto a su Crudo de Lubina en uno de los platos más icónicos del local.

albondigas curry

¿Cuál es el secreto? Como todas las recetas de albóndigas, que el relleno esté jugoso y nada seco, tierno, que se  muerda fácil y tenga sabor a pescado; por fuera irá una salsa de curry verde que se terminará con un poco de tinta de calamar para convertirse en ese curry negro llamativo a los ojos de cualquiera, diferente, ligeramente picante, muy aromático y casi adictivo. Siempre os cuento las ventajas de cada receta y esta tiene una muy clara: se puede dejar preparado con antelación para sólo tener que dar un recalentón final a la hora de servirlo por lo que será perfecto si tenéis invitados en casa y queréis quedar la mar de bien sin tener que ensuciar la cocina en el momento importante. Mejor, ¿verdad?

En cuanto al curry, a mi me gusta hacerlo casero majando las hierbas y especias en un mortero hasta conseguir el punto aromático que me guste pero también vale si utilizáis alguna pasta de curry de las que ya vienen hechas y que se pueden encontrar en cualquier supermercado oriental o incluso en la zona internacional de los supermercados de barrio más tradicionales. En Gigi después terminan el plato con unos fideos de arroz fritos por encima y un poco de albahaca para refrescar pero esto es optativo y al gusto de cada uno. ¡Ah! y hablando de Gigi, que no os he dicho mucho pero sí que os resumo que tiene una carta cambiante según el mercado y la temporada, a mediodía tiene un menú imbatible y de postre una tarta de queso robada a Cañadio (me parece casi idéntica y es un pecado carnal) que es un espectáculo.

albondigas curry negro

 

Atractivo, ¿cierto? SI QUIERES VER LA RECETA PINCHA AQUÍ. 

Conchas Pesto e Panna

Pasta Pesto e Panna con huevas de trucha

Hay recetas que por muy absurdas y fáciles que parezcan merecen la pena ser explicadas, más que nada porque quizás nunca nos habríamos plateado tal combinación. En Italia comen pasta casi absolutamente todos los días de la semana, ya sea por la mañana o por la noche y de una infinidad de variantes diferentes: en sopa, horneada, fresca, seca…etc. Esta pasta pesto e panna con huevas de salmón son el fruto de una mezcla de ingredientes en la nevera que luego, bicheando por internet, me he dado cuenta que en realidad sí que se utilizan juntos en el país de la bota. ¿Nata con pesto? Pues sí, señores. Tal y como lo cuento. Y es que… ¿qué no está rico con nata? Podría haber hecho una carbonara a partir de huevo también pero no, opté por esta dirección para ver qué era lo que resultaba, sin estar muy segura de cómo acabaría mi ramekin de pasta: si en la basura o proporcionándome felicidad.

Pasta pesto e panna

Y la felicidad llegó tras la primera cucharada de esa mezcla láctea con la albahaca de la que se salía cada vez que una hueva de caviar de trucha explotaba en la boca, ese contrapunto ligero pero más que suficiente para que el plato nunca deje de cansar. Las huevas que utilicé fueron Pescaviar, ya me habéis visto utilizarla algunas veces antes pero la verdad es que me encantan, y además de trucha tienen de otras cosas como picantes, de soja, de arenque… ¡para cualquier plato! Las uso mucho y nunca me fallan, ya sabéis como es esto: cuando encuentras algo que te gusta, ni tocarlo. Así que bueno, para hacer un resumen rápido: conchas de pasta seca de las que tengáis en vuestro armario, nata, un buen pesto casero a partir de albahaca fresca y unas huevas de trucha. Os prometo que en 15 minutos tenéis una comida/cena deliciosa y sin ensuciar mucho. ¿Qué más se puede pedir?

“La receta de esta pasta pesto e panna es tan sencilla que sólo tardaréis 15 minutos y será diferente al resto de las salsas que habéis probado. “

 

Para ver la receta, PULSA AQUÍ. 

habas-con-huevo

Habas con jamón y huevo que son #MiMejorExcusa

Me gusta cuando llega el invierno y nos encerramos al calor de la lumbre. Es el momento en el que nuestras tripas piden consistencia y calor y los guisos afloran por todas partes. Adoro el otoño por todo lo bueno que nos trae, porque llegan las setas, porque entra la caza, porque el cocido triunfa sobre todo lo demás y porque el puchero se convierte en el rey indiscutible de cualquier casa. Sí, mientras que hay algunos que viven a una nariz pegados, yo viviría feliz pegada a una cuchara; creo firmemente que es uno de los mejores inventos que se le ha ocurrido jamás al ser humano. Una cuchara en la mano derecha, un trozo de buen pan (con mucha miga, por favor) en la mano izquierda y delante cualquier cosa con un poco de caldo-salsa-jugo-sopa potente y reconfortante hacen que mi sonrisa permanezca perenne durante un buen rato, como pasó cuando comimos en casa este Salteado de Habas con Jamón y Huevo. Sí, soy una chica fácil.

“Llega el invierno y con él las ganas de calor  y cariño, y esa es #MiMejorExcusa para que Deliveroo me traiga a casa guisos como estas habas con jamón y huevo”.

Yo sé que ahora lo veis y babeáis, pero lo cierto es que en casa se preparan estas cosas muy poquitas veces porque estoy trabajando tanto que cuando llego sólo quiero levantar las piernas y tumbarme en el sofá con una buena peli. Por eso reconozco que últimamente #MiMejorExcusa para pedir Deliveroo es que me traen platos como este a casa sin yo tener que mover un dedo, y es taaaaaaaan cómodo. ¿Lo habéis probado alguna vez? Si os apetece tengo un código que podéis utilizar y tendréis 8€ de descuento en vuestro primer pedido: #EXCUSASCLARAS. ¿Cuál va a ser tu excusa?

 

¿Quieres ver la receta completa? PINCHA AQUÍ.

maccheese1

Mac&Cheese, la receta para los cheese lovers

Hay ciertos platos que los yankees practican con asiduidad y alevosía pero que nosotros no hemos adoptado ni parece que vayamos a hacer. ¿Por qué? Realmente no sé qué es lo que tienen estos Mac&Cheese de diabólico pero sí que es cierto que cada vez que los preparo no me imagino a mi madre haciéndolo ni a mi cocinándolos para mis futuros retoños, porque todo llegará… o no a este paso, parece que Tinder no está funcionando. Pero volvamos a los macarrones que son lo realmente importante aquí: macarrones y queso es su traducción literal y es que no es más que eso, una salsa de queso que condimenta unos macarrones comunes en los que al meter el tenedor comienzan a salir hilos infinitos que harán que más  que uno pase un rato divertido navegando por sus mac&cheese.

“Los mac&cheese son ese plato de pasta muy común en los países anglosajones por el que cualquier niño mataría”

Así que resumiendo la receta: macarrones cocidos al dente (sí, no me gusta la pasta pasada y chiclosa) bañados en una salsa a partir de una especie de bechamel llena de los quesos que a cada uno le gusten, aunque normalmente es de queso cheeddar. En mi caso, utilicé los que tenía por casa así que el resultado terminó siendo más blanquecino de lo que normalmente es gracias al color de su queso tradicional pero no por ello estaba menos bueno. Sí, es una gordez y sí, están ricos con ese punto de pimienta por encima que creo que es totalmente imprescindible.

Mac&Cheese

Esta receta es fácil, rápida y absolutamente deliciosa y realmente hará que todos los que se sienten en la mesa se enamoren de los mac&cheese, un plato que aunque en España no es todavía muy conocido se va a ir abriendo camino en nuestra gastronomía. ¿Calorías? ¡Felicidad!

 

PARA VER LA RECETA PULSA AQUÍ. 

Paella de Marisco

Paella de Marisco

Igual que siempre he dicho que las paellas son para el verano, he de admitir que juego bastante con la improvisación cada vez que se me ocurre hacer una. Vamos, que abro la nevera y utilizo lo que tengo a mano para dar salida al arroz que toque ese día. Eso es lo bueno de los arroces, que con un buen sofrito y un buen caldo se consiguen resultados maravillosos como esta Paella de Marisco con coliflor que os presento hoy y que no tiene más ciencia que hacer una capita bien fina de grano, un caldo con buen fondo y mucha sustancia y darle el punto exacto a la cocción.

“El secreto de la Paella de Marisco es un caldo bien potente y reducido que llene de sabor nuestro arroz.”

Lo de la coliflor fue casi un accidente porque tenía un florete en la cocina y al verlo pensé: “¡A la cazuela!” y lo cierto es que nos gustó mucho dentro del resultado global aunque ya sabéis que es una verdura que causa bastante controversia y no sé por qué si está para morirse de rica, lo dice una que se la toma sola con sal o que le pierde mezclarla con mayonesa, forma en la que se ha comido muchísimo en mi casa.

Marisco Paella

Volviendo a nuestra Paella de Marisco, como os decía lo básico es tener un buen caldo de pescado/marisco con el que mojar el arroz. Para esto aprovecho espinas y morralla que me da el pescadero a súper buen precio y lo tuesto todo ligeramente en una olla junto con un poco de zanahoria, puerro, cebolla y perejil, lo dejo hirviendo 40 minutos, lo cuelo, y luego lo dejo reducir a fuego muy bajo poniéndolo a punto de sal. Y todo comienza con un sofrito bien reducido de ajo, azafrán, pimentón y tomate al que posteriormente añado la coliflor y los chipirones mini y las patitas de pulpitos. A veces marco los gambones primero y luego los retiro, otras los pongo simplemente encima del arroz en los minutos finales.

El fuego siempre comienza estando fuerte, los primeros diez minutos, y termina a al mínimo para que el grano se asiente. Si no tenéis fuegos potentes en casa, lo mejor es terminar las paellas los últimos 3 minutos en el horno, quedan de maravilla; serán esos tres minutos los únicos en los que tendréis que poner los gambones por encima.

¡Para ver la receta PINCHA AQUÍ!

bogavante deliveroo

Bogavante a la Mantequilla de hierbas

Estaba claro que después del éxito de Burger & Lobster en Reino Unido y toda su expansión  por la costa noroeste del continente americano era cuestión de días que el concepto de servir hamburguesas junto con bogavante a la parrilla llegase a nuestro país. Lo cierto es que un gran producto como un buen bogavante bien cocinado, en su punto justo y con el aditivo exacto para que no esconda el sabor pero lo realce y lo acompañe, es una comida fantástica para esos días de verano que se pasan enteros en la piscina y se quiere comer algo ligerito pero delicioso; un plato que rápidamente relacionamos al sol, al buen ambiente y a una amplia terraza con música de relax de fondo.

bogavante deliveroo

Para hacerlo a la plancha, está claro que el bogavante hay que abrirlo por la mitad y con mimo y cariño tenerlo sólo el tiempo suficiente necesario para que se haga ligeramente pero que no se reseque, este animal tiene una carne tersa que si se pasa de punto terminará siendo hasta desagradable de comer. Como veréis, la receta de este bogavante a la mantequilla de hierbas es muy sencilla y lo hemos llamado así porque nos la han prestado los chicos de Ottawa Burger & Lobster ya que tras hacer un pedido a domicilio después de una jornada de piscina intensa me encantó llegar a la mesa y no tener ni que encender la cocina, tenía la comida servida y perfecta gracias a Deliveroo.

burger deliveroo

Como veréis en la foto, mi amiga Rosa y yo nos dimos un buen homenaje sin pasar ni un minuto en la cocina y es que con estos calores que llegan cada vez da más pereza encender los fuegos y hay que aprovechar hasta el último minuto en el agua así que aprovechando el capricho por el bogavante pedimos también una hamburguesa de vitello tonnato que venía acompañada por una deliciosa ensalada de col y patatas fritas y una ensalada alemana de patata perfectamente aliñada, con ese punto de encurtido tan necesario en este tipo de entrantes. Por si fuera poco, fue Rosa la que hizo el pedido y me sorprendió con la comida, ¡yo pensé que iba a cocinar ella! Y cuando me dijo que saliésemos de la piscina para comer  y llegué a casa y nos encontramos al chico de Deliveroo con la comida fue un puntazo, es que usando mi código INVITACLARA se ahorró 8€ por ser su primer pedido, un chollazo.

“Preparar un buen bogavante a la plancha sólo tiene un secreto: producto sobresaliente y mimo al tratarlo. “

 

PARA VER LA RECETA PULSA AQUI. 

Cerdo Agridulce

Cerdo Agridulce, la receta perfecta.

Descubrí el Cerdo Agridulce en mi viaje a Singapur. Lo que había probado antes no se parecía absolutamente en nada a lo que me dieron allí cuando una amiga cantonesa me llevó a un restaurante de su región y me exclamó que tenía que probar sí o sí ese plato. Cuál sería la cara de asombro que puse que automáticamente me preguntó si no me gustaba el cerdo, ¡a mí! Que veo un cochino y empiezo a salivar como Homer cuando se imaginaba esos donuts llenos de glaseados de colores – sí, yo también crecí con Los Simpsons en la televisión a la hora de la comida, por mucho que dijese mi madre que eso era para mayores.

“Descubrí el cerdo agridulce en Singapur y no, no es lo que nos da los chinos en España. Es una receta deliciosa que si la haces en casa muchos alucinarán con ella”

Aquellas bolitas cubiertas de una salsa rosada gelatinosa crujían, explotaban al meterlas en la boca, sin rastro de grasa ni de ningún topo de pasta densa y amalgamada que las rebozase sino una ligera capa crocante adictiva que se mezclaba con el punto agridulce que bañaba también a unas verduras al dente.Cerdo Agridulce

Como veréis en la foto de este cerdo agridulce, la salsa no es tan radiactivamente rosa sino que es más marronácea, culpa de hacerla 100% casera y con un sabor decididamente más rico y adictivo. Y sí queridos, la salsa agridulce es el secreto para que esta receta triunfe así que esmeraros con ella, marcará la diferencia. Realmente no se tarda nada en prepararlo pero eso sí,  es un salteado que se tiene que hacer – como se dice en jerga cocinera – a la minute para que ese crocante del que antes hablaba no se pierda. Lo que sí que podréis tener preparado con antelación es la salsa, las verduras cortadas y el cerdo pasado por el rebozo, sin freír. Luego sólo tocará el golpe de frito y el salteado final para conseguir un cerdo agridulce de altura.

PARA VER LA RECETA PINCHA AQUÍ.