tartaleta de ganache de chocolate

Tartaleta de ganache de chocolate de Rubaiyat

Los sabores brasileños son la esencia de Rubaiyat – ese conocido restaurante brasileño tan orientado a las carnes que tiene varias sucursales por todo el mundo y que cuenta además con muchas propuestas del país latino –  de cara al buen tiempo, especialmente en sus postres. Entre sus propuestas, su chef, Mariana Argeoli ha querido hacer un guiño a sus raíces italianas incorporando esta tartaleta de ganache de chocolate de la que comparto la receta, cedida por la propia cocinera.

«Esta tartaleta de ganache de chocolate es un postre delicioso y perfecto para el verano, más acompañándola de un helado de paçoca, un dulce brasileño a base de maní»

El secreto de una buena tartaleta es claramente esa masa quebrada que lleva en la base, que os aconsejo que hagáis manualmente pues veréis que los resultados son realmente fantásticos. Para rellenarla, en Rubaiyat proponen una tradicional ganache de chocolate que claramente debe ser elaborada por una pasta de cacao de primera calidad y también equilibrar sus ingredientes para conseguir que sea cremosa. Para acompañar el postre, en este restaurante madrileño lo hacen con un helado de paçoca, un dulce muy típico brasileño a partir de cacahuete.

TARTALETA DE GANACHE DE CHOCOLATE CON HELADO DE PAÇOCApg_preview

Además de la tartaleta de ganache de chocolate con helado de paçoca, para el verano Rubaiyat ofrece disfutar en verdaderamente agradable terraza otros postres nuevos como  la panna cotta de vainilla con coulis de guayaba y el tan de moda açaí con banana caramelizada y farofa de anacardos; pero también nuevos platos salados como la ensalada de verano con hojas frescas, queso feta, granada, manzana verde, vinagreta de yogur y cacahuete caramelizado o el lomo de bacalao cocido a baja temperatura con puré de garbanzo y vinagreta de pimientos.

¡Vamos con la receta! 

Ingredientes:

Para la masa sablé:

400gr de harina

2 de huevos

180gr de azúcar

200gr de mantequilla

Para la ganache de chocolate: 

400 ml de nata

200 gr de chocolate negro con un 70% mínimo de cacao

Preparación:

  1. Para la base de la tartaleta: mezclar la mantequilla fría con el azúcar y la harina hasta conseguir un efecto tierra. Entonces ir incorporando los huevos uno a uno hasta homogeneizar la mezcla. Envolver en film y llevar a la nevera durante por lo menos 3 horas.
  2. Para la ganache de chocolate: partir el chocolate en un recipiente que resista el calor. Calentar la nata hasta que comience a hervir, volcarla sobre el chocolate y remover con varillas hasta conseguir un resultado cremoso. Reservar en mangas pasteleras. 
  3. Calentar el horno a 200ºC.  Extender entre dos papeles de cocina la masa sablé dejándola de unos dos milímetros de espesor. Cortar unos círculos un poco más grandes que los moldes, adaptar la masa a ellos y pinchar toda la superficie con un tenedor o bien echar unas legumbres secas. Hornear unos diez o doce minutos hasta que cojan color.
  4. Cuando las tartaletas hayan enfriado rellenar con la ganache hasta el borde y añadir unas nueces picadas de adorno. Enfriar dos horas mínimo para que la crema de chocolate coja cuerpo.
Gurullos

Gurullos, un plato típico de la cocina de Almería

 

Papaviejos, gurullos, caldo quemao, tabernero, olla de trigo, migas de sémola, acelgas «esparragás», cherigans, gazpacho cortijero… ¿os suenan estos nombres? Si no lo hacen debéis dar un paseo hasta Almería y disfrutar de su recetario más autóctono. Estos platos son santo y seña de una región que puede presumir tranquilamente por tener una tradición arraigada con influencias murcianas y granadinas, por ser una gran fuerza en cuanto a las tapas y, por supuesto, por ser la huerta de Europa. Hoy en día en Almería se está buscando la creatividad con cocineros de primera fila y al mismo tiempo se sigue queriendo potenciar ese guiso clásico que no se conoce en muchos sitios pero que bien valdría que muchos lo probasen, es por eso por lo que este año han presentado en FITUR su candidatura a Capital Española de la Gastronomía 2019 en un evento que contó con muchísimas personalidades tanto de la ciudad – como el alcalde – como también con muchos cocineros y amigos que quisieron mostrar su apoyo a la ciudad; como es mi caso.

«Almería se postula como Capital Española de la Gastronomía 2019, una ciudad con una rica tradición culinaria y mucho producto de la huerta. Como ejemplo esta deliciosa receta de gurullos, una pasta elaborada a partir de sémola de trigo y azafrán»

 

Gurullos - Foto de Migas y Gachas

Gurullos – Foto de Migas y Gachas

 Esta receta de gurullos, en lugar de emplear el clásico conejo, la voy a elaborar con congrio, con la parte abierta de él que es la que no tiene espinas y la que se puede trabajar bien. El secreto de los gurullos es sin duda la masa para hacerlos que nos lleva directamente a la influencia árabe que tiene Almería: se necesitará agua, sal, aceite, azafrán, harina de trigo y sémola y luego un proceso tedioso de estirar la masa, hacer rulitos y crear la especie de «semillas» con forma de gurullo para después dejar que se sequen. Pero vamos, ahora esta masa se compra hecha y se preparan a partir de pastas envasadas que podréis manejar sin problema así que el secreto de vuestra receta será el caldo con la que lo elaboréis y cuidar mucho el punto del congrio.

Almería tiene tanto una parte interna como otra de costa y eso es una de las cualidades más bonitas que se remarcan en su búsqueda de posicionarse como Capital de la Gastronomía Española 2019.

Almeria-panoramica-696x392

¡Vamos con la receta de estos gurullos con congrio! 

Ingredientes: 

  • 400gr de congrio limpio y desespinado
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cebollas pequeñas
  • 1 cucharadita de pulpa de pimiento choricero
  • Sal
  • 2 tomates
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 hoja de laurel
  • 8 hebras de azafrán
  • Una cucharadita de pimentón dulce
  • 250 gramos de pasta para gurullos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Caldo de espinas de pescado o fumet
  • Poco comino y 1 diente de ajo más.

Preparación:

  1. Lo primero que tendremos que hacer es picar en brunoise muy pequeña las cebollas, los pimientos y el ajo en minúsculos trozos.
  2. En una cazuela sellamos el congrio a fuego fuerte solamente regándolo con sal. Retiramos y reservamos.
  3. Ponemos los vegetales en esa misma cazuela con aceite de oliva y un poco de sal y dejamos pochar a fuego suave para que se vaya confitando todo.
  4. En un mortero majamos el azafrán con la pulpa de pimiento choricero, el diente de ajo, pimentón, comino, pimienta negra y sal. Añadimos el majado a la olla cuando ya todo esté bastante bien pochadito.
  5. Cuando nuestro sofrito esté como deseamos, añadimos los gurullos, los salteamos brevemente e incorporamos el caldo de pescado dejando cocinar durante 18 minutos aproximadamente removiendo de vez en cuando.
  6. Cuando quede 1 minuto de cocción volvemos a incorporar el congrio, ponemos a punto de sal y pimiento y dejamos reposar ese último minuto.

Una cuchara, mucho disfrute y Almería en la sangre.

Almería Capital de la Gastronomía

 

1-1. Torrija de Panettone al Pacharán Zoco

Torrija de Panettone al Pacharán

¿No sabéis qué hacer con los restos de panettone (o de Roscón de Reyes? Sí, ya lo sé, las navidades han sido intensas y contundentes y ahora ya estáis todos forzados a cumplir con los principios del año nuevo e ir al gimnasio, comer light y todas esas cosas… los primeros 20 días. Porque sí, acéptalo, te gusta comer y disfrutar y por eso cuando has visto la foto de esta torrija de panettone al pacharán te has echado las manos a la cabeza sabiendo que tienes muy claro que hay que probarla. Además, ¿no es un recurso fantástico para esos últimos cortes de los bollos que se nos quedaron secos en el armario? Esta receta es fácil, rápida, diferente, atractiva y sabrosa pues le he añadido un toque de pacharán Zoco que tenía en casa desde que acudí a la comida especial que Zoco organizó en Madrid (El Txoko de Zoco, con platos deliciosos a cargo de David Yàrnoz de El Molino de Urdániz) con motivo del lanzamiento de su nueva imagen: una preciosa botella de base exagonal que le da a este pacharán histórico un toque más jovial.

“Esta torrija es una receta de aprovechamiento o para sorprender perfecta para cualquier ocasión. El twist especial del pacharán con el sabor único del panettone hacen una combinación deliciosa

Torrija de panettone al pacharán zoco

No os voy a engañar, la verdad es que esta receta fue el resultado de encontrar en casa un panettone que ya llevaba unos días abierto, la botella de pacharán que quería ser inaugurada y la idea que vi en Gioia – el restaurante italiano de Davide Bonnato donde sus pastas y sus risottos son espectaculares – hace unos días. Lo primero que hice fue mezclar un poco de leche con pacharán Zoco, la cantidad justa para que el resultado fuese óptimo y apareciesen los tonos anisados de la bebida pero sin predominar en demasía. Después, de embeber mi trozo de panettone en el líquido, lo pasé por huevo y lo freí más como una french toast que como nuestra clásica torrija: con un poco de aceite y mantequilla pero sin que flote, para darle vuelta y vuelta. Acompañé mi torrija con una cremita de yogur con fresas y un poco de pacharán Zoco, y la espolvoreé con azúcar glass.

Torrija de panettone y pacharán zoco

No os voy a contar lo buena que estaba para que así probéis vosotros a hacerla en casa, el truco del Pacharán Zoco también podéis emplearlo para hacer torrijas de pan normal, por supuesto. En cuanto al maridaje sugerido en esta ocasión es más que obvio, dicen que años atrás el Pacharán era incluso una medicina para la nobleza y que lo llevaban en frasquitos como tal. Lo que está claro es que es una combinación diferente y muy ganadora. Por cierto, comprad un panettone bueno, ¡la diferencia es enorme!

PARA VER LA RECETA PINCHA AQUÍ. 

Salmón asado con cilantro y lima

Salmón asado con cilantro y lima, ¡envasado dura más!

Aprovecha los días en casa y, entre celebración y celebración, prepara este saludable, sencillísimo y delicioso salmón asado con un aliño de cilantro y lima que potenciará al pescado sin enmascararlo. Además, esta receta es óptima para conservarla al vacío con la envasadora Food Saver y que así aguante mucho más tiempo en la nevera y de una forma óptima para que luego lo regeneremos y quede como recién hecho. Hace años que en casa tengo esta máquina (he ido mejorando según sus versiones y actualizaciones) pero es que al acostumbrarme a utilizar las de los restaurantes y ver cómo son de útiles sabía que era necesario también tener una a nivel casero, pues hace que ahorre mucho tanto en tiempos como en mermas, ¡nada se estropea!

Salmón con mojo de llima - Food Saver (2)

Preparar salmón es delicado puesto que una cocción excesiva dará lugar a un pescado seco y sin gracia por eso curarlo en salmuera previamente y darle la temperatura y tiempo preciso es esencial para lograr sorprender a todos con una receta que es prácticamente no cocinar: ¡son sólo dos pasos!

Así que, por favor, vuelvo a la cantinela de la importancia del producto: comprar un salmón bueno, porque la diferencia es abismal. Mucho, mucho. También os digo que aunque en esta receta utilicemos la envasadora Food Saver (¿ya la habéis apuntado en vuestra lista de deseos?) para conservar, también podréis usarla para cocinar, pues los alimentos que se cocinan dentro de la bolsa a una temperatura controlada lo hacen en sus propios jugos quedando así más suculentos y deliciosos. No quiero adelantarme más a lo que veréis en el vídeo que grabé con Food Saver así que sólo me gustaría añadir que esta receta la podréis realizar con cualquier tipo de pescado pero también con una infinidad de salsas por lo que el salmón con cilantro y lima podrá mutar y convertirse en una receta personalizada 100%. Además, si cotilleáis por la página de Food Saver, veréis que tienen otros modelos de envasadora como la que conserva en formato de tarteras, ideal para cremas, sopas o platos ya preparados con su guarnición, para calentar en el microondas y listo. ¡Genial para llevarse los platos a cualquier sitio!

Para ver la receta y el vídeo, PINCHA AQUÍ.

Codorniz con trigo y berenjena

Codornices con berenjena a la llama y trigo en su jugo

No te líes, planifícate con tiempo y prepara estas codornices con berenjena ahumada y un guiso de trigo, una receta con la que triunfarás por todo lo alto. En estas fechas siempre recomiendo anticiparse a los momentos «clave» y tener muy pero que muy decidido el menú, las bebidas, los adornos e, incluso, cómo dispondremos todo en la mesa. La receta de hoy  es una opción ideal si no somos muchos en casa o si queremos elaborar un pajarito sabroso con el que todos alucinarán. Eso sí, la codorniz tendremos que cuidarla mucho a la hora de ser cocinada para que no se nos pase y no se quede seca.

Con nuestra receta en mente, también tendremos que pensar qué beberemos para acompañarla y, aunque muchas veces por inercia optaríais por el vino,hoy voto por una buena cerveza de autor, ideal compañera para nuestras celebraciones más queridas. Para las codornices yo elijo las notas tostadas y de caramelo – con ese cuerpo intenso tan genial – de la Casimiro Mahou Cerveza Extra, perfecta para maridar nuestro plato de hoy. El maridaje está claro, es la pareja ideal.

El packaging de Casimiro Mahou me parece también un regalo guay para los amantes de la cerveza, sus botellas rollo «vintage» incluso quedarían bien en la estantería una vez consumida la cerveza, ¡seguro que más de uno las usa de adorno!

Codornices con trigo y berenjena

Volviendo a esas codornices que ya hemos decidido maridar con Casimiro Mahou Cerveza Extra (la Lager, la Ale o la Trigo también os valdrían en función de vuestros platos, claro) lo que será súper importante para que vuestra cena vaya bien de timing es que tengáis hechas las guarniciones y que la cerveza ya esté enfriándose en la nevera.

Las berenjenas las asaremos directamente al fuego de una llama o en el horno con el grill encendido dándoles la vuelta cada vez que sea necesario. Luego sólo tendremos que envolverlas en papel aluminio y esperar a que se enfríen un poco y absorban todo el sabor antes de pelarlas y condimentarlas. El trigo, por su parte, habrá que cocerlo dejándolo semi crudo para después terminarlo en un sofrito de chalota y puerro y el propio jugo que hayamos elaborado a base de la codorniz, de la que serviremos en el plato su pechuga a la plancha y el muslito confitado.

2.Codornices Casimiro. copia

¿Estáis dispuestos a brindar por las Navidades?

SI QUIERES SABER LA RECETA PINCHA AQUÍ. 

6. Picantón con arroz salvaje - Narciso Brasserie - Madrid - Noviembre 2017

Picantón al romero con arroz salvaje, como en Narciso.

A todos nos gustan los sabores que nos recuerdan a los guisos que se hacían en nuestras casas y, quizás, a mi uno de los que me transportan más a la mía es el recuerdo de tener el pollo asando en el horno. Por eso hoy traigo esta receta de pollo picantón al romero con arroz salvaje, pues el otro día comiendo en Narciso Brasserie (Madrid) me llevó directamente a esos momentos.

«El picantón es un pequeño pollito tierno y jugoso; muy versátil e ideal para las épocas de fiesta cuando no somos muchos en casa»

El picantón es un humilde pollito (su peso ronda los 400gr) y, si bien es cierto que no llega a la fastuosidad de las pulardas o de los capones, puede ser una fantástica alternativa para las celebraciones que ahora se aproximan, sobretodo si no somos muchos en la mesa.  Es sacrificado con menos de un mes de vida y normalmente es alimentado con maíz o trigo, atributos gracias a los que su carne es de suave sabor y maravillosa ternura sin ser muy grasa. Me suele gustar  marinarlos antes de empezar a preparar cualquier receta y después ir regándolos con la salsa para que nunca se deshidraten, salsas que pueden ser desde la clásica con vino blanco y cebolla a otras como las que llevan cítricos, las que incorporan frutos secos o incluso especias indias o marroquíes.

6d. Picantón con arroz salvaje - Narciso Brasserie - Madrid - Noviembre 2017

Esta receta llega justo después de comer el picantón de Narciso, una coqueta y preciosa brasserie al más puro estilo francés ubicada en el barrio de Chamberí cuyo chef, Mario Vallés, es bien reconocido por el público capitalino por su buen trabajo en  Hortensio. En Narciso podrás comer algo a cualquier hora y su carta, como no podía ser de otra manera, tiene numerosos guiños a Francia y a su clasicismo pero con algunos toques personales del chef con un precio medio que ronda los 50€.

Volviendo a nuestra receta de picantón al romero con arroz salvaje, el secreto además de que tenga un buen sabor es que tenga la jugosidad necesaria para que se adictivo..

Si queréis saber toda la receta, PINCHAD AQUÍ.

Canelones de cochinillo_preview

Canelones de cochinillo y manzana

Podría explicar cómo asar un cochinillo en casa ahora que las fiestas están cada día más cerca y muchos optamos por hacer esos animalillos tan jugosos y ricos en nuestros hornos pero desde que Tabladillo me mandó su pack «Al horno y punto» con el que sólo tuve que encender el horno y meter el cuarto de cochinillo (para 2-3 personas) con la bolsa que viene incluida,  puedo afirmar que la tarea se ha hecho mucho más sencilla. Se hornea con su bolsa y tras dos horas en el horno sólo hay que colar el jugo y disfrutar de este tierno cerdito alimentado únicamente con leche materna. Tabladillo también tiene muchos otros cortes y en otros formatos pero este que cuesta 31,90€ en su tienda online es ideal para no manchar y ahorrarse tiempo en casa sin complicaciones. En su tienda hay cabezas, orejas, paletillas, chuletas, cortes de cochifrito… ¡un sinfín de posibilidades! Porque… ¿a quién no le gusta la orejita crujiente? ¿o las manitas rellenas? ¿o un buen solomillo con salsa?

«Una idea de reciclaje con las sobras de nuestro cochinillo asado son estos canelones con manzana y ajetes, jugosos y llenos de sabor»

Después de asar nuestro cuarto de cochinillo, como en casa somos dos nos quedaron unos restos que quisimos aprovechar en otra receta por lo que nos guiamos por la de los canelones que encontramos en la página de Tabladillo (de donde son las fotos) pero con algunas variaciones pues yo le incorporé un poco de boniato asado y algunas especias más para darle un toque especial y diferente.

TABLADILLO_canelones 2_preview

Para la pasta de nuestros canelones, últimamente yo cada vez más opto por la masa wonton que compro en los supermercados chinos porque es muchísimo más fina pero también la podéis hacer en casa con una máquina de pasta, paciencia y mucho amor o comprar la masa de canelones normales que os recomiendo que cozáis un poco y no uséis directamente aunque en la caja ponga que sí se puede hacer eso. En cuanto al relleno, el objetivo es que tenga sabor y jugosidad y sobretodo que identifiquemos ese cochinillo de Tabladillo que tiene que aparecer y no enmascararse con el resto de las cosas que añadamos. Troceando y desmigando bien el cerdo, lo mezclaremos con una cebolla bien pochada con un poco de ajete, manzana salteada, un poquito de mantequilla y unos taquitos de batata asada que le darán otra textura y sabor. De especias, yo opté por añadir bien de pimienta negra, una miga de orégano, el jugo del propio cochinillo, un pelín de romero y una pizca ínfima de clavo. Para terminar nuestros canelones sólo tendremos que hacer una bechamel ligera y suave, en mi ocasión sin nuez moscada.

TABLADILLO_ carret con cerezas 5_preview

Y ahora que ya estamos salivando, vamos con la receta de estos canelones de cochinillo y manzana ideales para las fiestas pero también para cualquier otro día. Os recuerdo que podéis usar las sobras de vuestro «Asado y punto» como hice yo pero también emplear cualquier otro corte de este animal tan versátil. Ya sabéis… del cerdo hasta los andares.

PARA VER LA RECETA, PINCHA AQUÍ.

Foto de Tragaldabas Profesionales®

Tarta de Calabaza Queen ¡Halloween is here!

Es normal que me vean en Queen Burger Gourmet cada vez que me apetece una hamburguesa y es que, además de que me pilla cerca de casa,  sin duda alguna son de lo mejor que tenemos en Madrid. No afirmo tajantemente que es así porque hay muchas que no he probado pero lo que sí que puedo dar por cierto es que la carne que aquí manejan y cómo lo cuida todo Javier, su dueño, es una maravilla. Queen se encuentra muy cerquita del hospital Ramón y Cajal por lo que, además de hamburguesas, cuenta con una extensísima carta en la que encontrar desde huevos rotos a sándwiches o pizza, y por supuesto, una versión propia de la tarta de calabaza; hay que tener en cuenta que la afluencia roza las 400 personas diarias a las que repetir hamburguesa podría resultar cansino. Aunque, ¡qué carajo! con hamburguesas tan buenas como estas creo que sería capaz de repetir día tras día…

«Celebra Halloween con una delicada tarta de calabaza inspirada en la que yo comí en Queen, mi sitio dijo para comer hamburguesas en Madrid»

Pero lo que yo he venido a presentar aquí es su tarta de calabaza pues con motivo de Halloween la han introducido entre sus postres para que todos los amantes del día de los muertos – y los no amantes también – puedan probarla. Por eso hoy os traigo una deliciosa receta de tarta de calabaza que suelo elaborar yo en casa para que todos queden contentos y además comiendo un poco de verdura.

tarta-de-calabaza-@-queen-burger-gourmet

Esta tarta de calabaza fue el final feliz de una comida en la que no faltaron los crujientes aros de cebolla (cortados muy finitos) de Queen, sus ricos tacos de pollo con salsa de curry y mango y, en mi caso, una Double Cheese Burger de vaca madurada llena de sabor, perfecta de punto y que llegó a la mesa con una enorme jeringuilla llena de cheddar derretido para bañar aún más la hamburguesa. Además, bacon crujiente y unas deliciosas patatas fritas que llegan cada día directamente desde Galicia. En la mesa también se comieron costillas y pude probarlas: jugosas, tiernas, con salsita rica… y para terminar, además de la tarta de calabaza, una tarta de queso en tarrito que estaba jugosa y de buen sabor.

Foto de Tragaldabas Profesionales

Fotos de Tragaldabas Profesionales

Para realizar mi receta de tarta de calabaza, podéis hacer una base de hojaldre o masa quebrada o simplemente la tarta, como la comí en Queen. Para el relleno, es importante hacer un buen puré de calabaza, utilizar muy poquitas especias para que no le resten el sabor especial y emplear nata y huevos para que cuaje después la mezcla en el horno pero sin quedar demasiado tersa, incluso un poco de queso crema. Y, sin más dilación, os deseo un Día de Muertos fantástico celebrado con delicias como esta tarta de calabaza.

PARA VER LA RECETA PINCHA AQUÍ.

Huevo Carbonara - Una receta que cedí a Rosi La Loca, foto del restaurante

Huevo Carbonara… ¡aprende a cocinar!

Con la llegada del otoño volvemos a nuestras rutinas de siempre y se quedan atrás los días de jolgorio, playa, piscina, campo y verbenas nocturas de farolillos colgados y música de los ’90. Es momento de empezar las clases y de ponerse manos a la obra (como con una receta como este Huevo Carbonara que os presento hoy) para ver qué haremos en los meses siguientes o el resto de nuestra vida puesto que hay decisiones que, queramos o no, definirán a qué nos dedicaremos o incluso quiénes seremos. Muchos son los que me contactan para preguntarme cómo he llegado yo a hacer lo que hago ahora, dónde he estudiado o qué exactamente es lo que he hecho y lo cierto es que yo nunca he estudiado nada relacionado con la gastronomía sino que soy Economista, específicamente hablando: Analista Económico. ¿Y qué hace una economista trabajando en cocinas, para restaurantes o marcas gastronómicas? Pues la vida, que ha sido muy generosa conmigo porque cuando yo salí del colegio ni me planteé estudiar nada relacionado con la cocina. En ese momento mis compañeros dudaban entre Medicina, ADE, Arquitectura, alguna Ingeniería… y eran las posibilidades que había para mi también, porque ni siquiera sabía que la cocina era una opción.

«Estudiar gastronomía en centros completos para tener una buena formación tanto práctica como teórica y después unas buenas prácticas concertadas con los mejores restaurantes y hoteles es una parte importante para un buen manejo de las técnicas como el sifón. Allí podrás aprender recetas como este huevo carbonara»

¡Y vaya que si lo era! Me perdí mucha teoría y mucha base por haber aprendido directamente en las cocinas y no haber pasado por una escuela (algo que aún hoy en día sigo estudiando para no tener lagunas de nada) pero al final con la práctica y viéndolo y sobre la marcha he logrado hacerme con ellas. El sifón me parece una herramienta muy útil para muchas cosas, desde hacer espumas hasta osmotizar alimentos por lo que creo que no es una inversión tan costosa y en cambio sí que puede darle un toque especial a vuestros platos.

Huevo Carbonara

 

La base de esta receta es un puré de patata al estilo Robuchon, con su mantequilla y al que añado un poco de leche donde encima coloco un huevo poché que elaboro mediante la técnica del envoltorio de papel film y por encima termino con la espuma de carbonara y un poco de cebolla crujiente. Como veréis, un plato para comer con un trozo de pan en cada mano y no parar de gozarlo.

 AQUÍ os dejo la receta para aprender un huevo… ¡carbonara!

Y, por supuesto, si no quieres perderte ninguna receta o pista de algún restaurante INSCRÍBETE y te llegarán al mail todas mis actualizaciones. ¿A qué estás esperando? ¡Arriba a la derecha puedes hacerlo!

Marmitako Cruzcampo (Buena)

Marmitako de bonito y Cruzcampo Gran Reserva

En casa nunca falta una buena cerveza. Nos gusta llegar a casa y tener nuestro momento de relax con un buen picoteo, ese momento en el que aprovechamos para contarnos qué tal ha ido el día y qué novedades nos han ido surgiendo o si para cenar nos apetece un marmitako como el que os traigo hoy u otra cosa. La realidad es que no sólo en estos momentos aprovechamos para abrir un botellín de #CruzcampoGranRerserva sino que muchas veces también lo hacemos cuanto nos sentamos a comer o incluso cuando estamos cocinando. Me gusta esta Gran Reserva de Cruzcampo por su sabor ligeramente más intenso y más aromático que cualquier otra cerveza, una intensidad perfectamente controlada para que nunca llegue a empalagar ni cansar. Se nota que es una cerveza muy cuidada en su elaboración, premium sin duda, y me parece que tiene una gran relación calidad precio siendo verdaderamente asequible; lo tiene todo, vaya.

«He encontrado en #CruzcampoGranReserva mi cerveza de cabecera, para cualquier momento, en cualquier lugar y el maridaje ideal para muchas recetas»

Por eso se ha convertido en nuestro botellín de cabecera y nunca falta así que el otro día cuando mi chico estaba haciendo un marmitako de bonito, como tenía una cerveza abierta a su vera, decidió añadirle un chorrete en lugar del clásico txakolí, ¡y qué sorpresa! El resultado fue realmente delicioso y el maridaje posterior mejor todavía, con la bebida bien fresquita.

Marmitako de bonito y cerveza

Este guiso de patata y bonito tan clásico del verano (es la temporada de este atún blanco) se puede modificar y hacerlo también con atún rojo o incluso con la ventresca de éste que le dará una jugosidad particular. El secreto del marmitako, como todo, es hacerlo con un buen fondo de pescado, un caldo concentrado a partir de las espinas del túnido y otros pescados además de vegetales, eliminando toda su espuma y sólo dejándolo hervir 30 minutos. Después vendrá el momento del sofrito de las verduras al que, una vez muy bien pochadas, añadiremos la patata y regaremos con nuestra #CervezaCruzcampoGranReserva para darle ese toque aromático tan especial. Pero nos estamos adelantando, vamos paso por paso, aquí os cuento la receta:

Ingredientes para el marmitako de bonito y cerveza

  • 1kg de bonito sin espinas o atún rojo
  • 1kg de patatas
  • 1 pimiento rojo o morrón
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 2 tomates medianos
  • 2 pimientos choriceros
  • 1 cayena
  • 1 pizca de pimentón dulce de la vera
  • 1/2 botellín de cerveza Cruzcampo Gran Reserva
  • Fumet de pescado
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida y sal

 Para su paso a paso…

  1. Como ya os he dicho lo que necesitarán para darle buen sabor a su estofado es un caldo potente a base de las espinas del pescado que yo ligeramente tuesto y luego dejo hervir en agua durante 30 minutos con un poco de puerro, cebolla, zanahoria y laurel, desespumo bien, cuelo y reservo para el momento de cocer la patata.
  2. El bonito (o atún), cortado en cubos de unos dos centímetros y aderezado con sal y pimienta, lo doro en un poco de aceite en el mismo recipiente donde haré el guiso. A fuego fuerte, para que solamente coja color exterior pero no se cocine por dentro.
  3. Después, allí mismo, empiezo con un sofrito básico con muy poquito ajo, bastante cebolla, un pimiento morrón y otro pimiento verde que suavemente pocho en un golpe de aceite de oliva y unos toques de sal. Será cuando está tierno todo cuando añada pulpa de pimiento choricero, una cayena, una pizca de pimentón dulce de La Vera y dos tomates grandes pelados y bien picados para dejarlo de nuevo a fuego flojo hasta que el tomate evapore todo su agua y el sofrito esté bien condensado.
  4. Entonces añado la patata pelada y cascada en trozos medianos, le doy viveza al fuego y vierto un buen chorro de cerveza Cruzcampo Gran Reserva dejando evaporar su alcohol durante un minuto, momento en el que cubro mis patatas con el caldo de bonito y dejo cocinar a fuego bajo, con el ligero hervor de ese guiso que mantiene todo su sabor. Una vez que la patata ya esté tierna devuelvo el bonito al guiso con el fuego ya apagado, lo dejo reposar durante dos minutos y corrijo de sal y pimienta. Nuestro marmitako ya estará para ser servido de inmediato con un buen botellín de Cruzcampo Gran Reserva bien frío.

 

Como veis es un maridaje perfecto y delicioso, una forma más de darle un punch de sabor especial a nuestro guiso con esta cerveza especial.

Clara y Cruzcampo Gran Reserva